Actualidad

Paz Padilla se posiciona en contra de Isabel Pantoja, 'la reina de Cantora'

Sábado 14 de noviembre por la tarde. El teléfono de Kiko Rivera suena insistentemente. Al otro lado de la línea Paz Padilla manda un mensaje lleno de cariño al hijo de Isabel Pantoja, unas palabras que la posicionan claramente contra la tonadillera.

Paz entiende perfectamente la actitud del DJ, comprende el enfrentamiento con una madre que le ha engañado durante años. Quizá recuerda lo unida que ella estaba con su progenitora, fallecida este 2020. No se imagina una situación parecida con los suyos, en la familia Padilla no existen los secretos, y menos los engaños.

Su duelo no es terrenal, nunca vivió polémicas materno filiales, todo lo contrario, su sufrimiento es eterno por las recientes pérdidas, a la de su madre se une la de su marido, que murió el pasado verano víctima de un cáncer.

Por sus vivencias personales no le entra en la cabeza que una madre pueda engañar de la forma que Isabel lo ha hecho con su hijo. Y así se lo expresó a Kiko en esa llamada de profundo apoyo. Larga y con intenciones profundas.

Lea también - La advertencia de Fran y Cayetano Rivera a Isabel Pantoja: "Podemos pedir de nuevo la ejecución", dice el abogado

Pantoja no tiene la misma suerte. Los amigos son pocos, la finca es un búnker de difícil acceso, escasean las palabras de ánimo, y son más los reproches y las críticas. Ella se lo ha buscado.

Lea también - Paquirri iba a divorciarse de Isabel Pantoja tras escucharla decir: "Tengo a éste embobado y todo esto será nuestro"

Le aterroriza el simple hecho de pensar que Kiko la denuncie. Con sus antecedentes penales, podría regresar a prisión. El temor a reencontrarse con antiguas amistades carcelarias le quema las entrañas. Nadie cree que su hijo desee una sentencia tan dura para quien le llama "mi pequeño del alma", muchos están convencidos de que le dará la oportunidad de explicarse y corregir errores pasados, antes de verse las caras en un juzgado. El rencor no llega a tanto, pero del amor al odio hay un solo paso. Y el "pequeño" se ha hecho mayor.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin