elEconomista.es

Susana Uribarri desvela cómo se tomó Ana Obregón la propuesta de las Campanadas: "No tenía ganas de nada"

13/11/2020 - 14:18

Tras un tiempo distanciadas por el amor de Darek, Ana Obregón y Susana Uribarri retomaron el contacto y la hija de José Luis Uribarri volvió a representarla hace alrededor de cuatro años. Susana es a día de hoy una de las mejores amigas de la actriz y uno de sus mayores apoyos tras la muerte de Álex Lequio. Tanto es así que fue ella quien la convenció para dar las Campanadas de TVE.

Lea también - Ana Obregón se sobrepone al dolor y convierte las campanadas en un homenaje a su hijo Aless: "Serán por ti"

"Retransmitir las Campanadas de fin de año un año más en mi casa, Televisión Española, es un privilegio que no podía rechazar. Gracias por tu idea y por convencerme Susana y a RTVE por hacerla realidad", escribió Ana en su perfil cuando se conoció la bomba. Uribarri también lo anunció ilusionada: "Mi gran idea se hizo realidad y no puedo estar más feliz de haberte convencido Ana". 

Días después, la representante ha dado más detalles de cómo convenció a la presentadora: "Fue una idea mía, un día me levanté y se me pasó por la cabeza. En un principio pensé en lo destruida que está Ana y lo entiendo. Yo estaría igual o peor que ella si estuviera en su situación, no me lo quiero ni imaginar. Pero pensé en ella, la veía fatal y sinceramente creí que el trabajo es lo que más le ayudaría. Además de que su hijo estaría orgulloso de ver a su madre trabajando como la gran profesional que es", ha confesado a El Español.

Susana pensó que todo el mundo empatizaría con Ana debido a su año tan convulso: "Yo veía a Ana cada vez más hundida, y pensé... qué bonito sería el regreso de Ana despidiendo un año tan difícil, en el que tanta gente ha tenido problemas y pérdidas, Ana la primera".

Lea tambiénAsí reacciona Alessandro Lequio al conocer que Ana Obregón presentará las Campanadas

Además, ha recordado que es un rostro mítico de este día tan especial: "Ella sabe dar Campanadas, es veterana en ello, y pensé que sería muy bonito que despidiera el año. Un año difícil en el que sea ella la que nos diera ánimos a todos para el 2021. No paraba de darle vueltas a la cabeza y cada vez me estaba convenciendo más de que la idea que estaba teniendo era bestial".

Para la presentadora no fue fácil aceptar la propuesta de su amiga: "Bueno, al principio me costó un poquito convencerla porque era muy pronto todavía. Era muy pronto, pero este tipo de cosas hay que pensarlas con tiempo. Al final nos fundimos en un maravilloso abrazo y me dijo que sí. Al principio no se veía, no tenía ganas de absolutamente nada de nada, pero al final pensó que aún quedaban meses por pasar hasta el 31 de diciembre y accedió", ha desvelado.

La última vez que Ana presentó las Campanadas de la televisión pública fue en 2004, cuando le tiró la mítica capa por el balcón a su compañero, Ramón García. La primera vez que hizo de las suyas en el balcón de la Puerta del Sol fue en 1994 junto a Joaquín Prat, mientras que con Ramontxu continuó en 1995. En 1999 dio el salto a Antena 3 para presentarlas junto a Pedro Rollán.

Ana Obregón y Susana Uribarri limaron asperezas hace cuatro años, cuando los paparazzis las fotografiaron a la salida del Teatro de La Latina en Madrid, donde la actriz representaba Sofocos Plus. Cabe recordar que el polaco Darek comenzó a salir con Susana cuando rompió con la actriz en 2008. Mantuvieron un noviazgo de idas y venidas hasta 2016. Esta relación causó estragos en la amistad de décadas que mantenían las dos.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.