Actualidad

Teresa Rivero, viuda de Ruiz Mateos, ingresada en estado crítico tras romperse la cadera por una fuerte caída

Teresa Rivero, de 85 años, ha sido ingresada en estado muy grave en el hospital Puerta de Hierro de Madrid. La viuda de José María Ruíz Mateos, que reside desde hace algún tiempo en la casa de Boadilla del Monte de su hija Almudena, ha sufrido una fuerte caída que le ha provocado la rotura de la cadera.

La expresidenta del Rayo Vallecano está en estado crítico y atendida por los médicos, según cuenta el portal El cierre digital. Fuentes cercanas a la familia aseguraron al medio que este viernes a las doce de la mañana recibirán más información sobre el estado de salud de Teresa.

Lea también - Teresa Rivero, viuda de Ruiz Mateos, condenada a siete años de cárcel por el Tribunal Supremo

Este grave problema de salud llega en el peor momento para ella. El pasado mes, la matriarca del clan Ruiz Mateos fue condenada a siete años de cárcel por el Tribunal Supremo, confirmando así la sentencia de la Audiencia Provincial del Madrid. A Teresa se le imputan delitos contra la Hacienda Pública, cometidos en los ejercicios 2009 y 2010 y por los que habría defraudado un total de 8,4 millones de euros.

La primera presidenta en el fútbol

Rivero vivió sus mejores momentos a principios de los 90, cuando se convirtió en la primera mujer que presidía un club de fútbol español, su riqueza cayó con la quiebra de Rumasa hasta quedarse completamente en la ruina.

Teresa nació en 1935, en el seno de una buena familia en Jerez de la Frontera, un año antes de que estallara la Guerra Civil. Su padre, abogado, y su madre pertenecían a clase alta gaditana. Los Rivero estaban vinculados al cultivo del vino con bodegas como la que lleva su propio apellido pero también otras como la Sanchez-Romate y Pemartin.

Lea también: Ruiz Mateos y Teresa Rivero, 60 años de amor

Cuando estaba a punto de cumplir 60 años, su marido, máximo accionista del Rayo Vallecano, la nombró presidenta del club madrileño: fue el 12 de enero del 1994. De este modo, Teresa Rivero se convirtió en la primera mujer en presidir un club de la Primera División de España, a pesar de reconocer públicamente no tener ningún conocimiento sobre el mundo del fútbol.

Bajo su mandato el club vivió los mejores años deportivos de su historia, con su mejor temporada en Primera, la 1999/00 -en que fue cuatro jornadas líder la categoría- su mejor actuación en la Copa del Rey, la 2000/01 y, sobre todo, logrando participar en la Copa de la UEFA, donde alcanzó los cuartos de final.

Teresa Rivero estuvo siempre junto a su marido, tanto en su época de empresario adinerado como cuando ingresó en la cárcelo por primera vez, en 1985. Y le apoyó cuando empezó su llamativo via crucis mediático, vestido de Supermán, y en otras muchas actuaciones públicas. En los últimos años, vivía junto a él en un duplex de Aravaca, cuando se encontraban en Cádiz de veraneo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin