Actualidad

Kiko Rivera, ahogado por las deudas: Hacienda le reclama 46.000 euros tras sus entrevistas 'bomba'

Los problemas se acumulan para Kiko Rivera. A la cruenta guerra familiar que libra contra su propia madre, Isabel Pantoja, al DJ se le unen los problemas económicos que atraviesa desde hace meses. El marido de Irene Rosales está ahogado por las deudas y Hacienda está muy pendiente de sus últimos movimientos financieros.

Lea también - Isabel Pantoja renueva su contrato millonario con Mediaset en plena guerra con su hijo, Kiko Rivera

Kiko ha ingresado miles de euros en las últimas semanas por sus entrevistas 'bomba', especialmente la charla que mantuvo con Mila Ximénez y en la que atacó con extrema dureza a su madre. Tras estas entradas de dinero, Hacienda le reclama 46.688,17 euros, según cuenta la revista Semana.

Kiko e Irene lograron rebajar la cantidad que adeudaban al fisco español en 2019 mediante algunas entrevistas y su participación conjunta en GH Dúo. "Nos hemos puesto a cero", llegaron a decir. Sin embargo, lo cierto es que aún deben dinero, unos 47.000 euros que ahora son la gota que ha colmado el vaso de la delicada situación del hijo de la tonadillera.

Lea también - Isabel Pantoja contesta a Kiko Rivera desde la portada de Hola y anuncia acciones legales pero no contra su hijo

El hermano de Chabelita asume como propios esos 47.000 euros que debe como resultado de su mala gestión, pero no así las cargas que pesan sobre la finca Cantora y que él no piensa asumir. El DJ responsabiliza de ello directamente a su progenitora.  "Cantora no puede hipotecarse más. No hay un metro cuadrado libre de cargas y se ha rehipotecado en varias ocasiones generando una deuda millonaria con el banco. Kiko lo sabe y le preocupa que esas deudas no puedan resolverse nunca. Se ve maniatado", dice una fuente conocedora de la complicada situación de Rivera.

Así las cosas, el objetivo de Kiko no es vender Cantora para obtener liquidez o recuperar la herencia de Paquirri, sino que su prioridad es desligarse de la finca para que sus herederos no carguen con ella, dado el mal pronóstico que tiene. El DJ insiste en que no quiere verse envuelto en un "marrón" sin él saberlo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud