elEconomista.es

La reina Letizia arranca la semana con su combinación más acertada: falda de estampado pata de gallo y abrigo blanco

10/11/2020 - 14:06

La reina Letizia ha retomado su agenda semanal y este martes ha acudido a una reunión en la sede del Real Patronato sobre Discapacidad, de la que es presidenta de honor. La consorte asturiana ha vuelto a reciclar prendas. En esta ocasión, se ha decantado por un atuendo con el que recibió un sin fin de críticas positivas, aunque le ha añadido ligeros cambios.

Lea también - Felipe VI y doña Letizia: los gastos que no entran en la asignación oficial del Gobierno, al descubierto

La mujer de Felipe VI ha apostado por su falda de  estampado pata de gallo en blanco y negro de Hugo Boss, que ya estrenó en febrero del año pasado durante la entrega de las Medallas de Oro de las Bellas Artes en Córdoba. Le ha añadido el cinturón Burberry que tiene desde hace más de diez años en el fondo de su armario y que ha utilizado en repetidas ocasiones durante los últimos meses.

En esta ocasión ha combinado la falda con un jersey de punto rojo, abotonado en los puños, de la alemana Frankie, y un sofisticado abrigo blanco que ha lucido para llegar al acto.

Lea también - La reina Letizia sale de Zarzuela tras el escándalo de doña Sofía: a lo 'Kate Middleton' por Madrid

La madre de la heredera al trono se ha subido en sus salones granates de Lodi. Como complementos ha lucido una cartera de mano roja de la firma Reliquiae. También su inseparable y preciado anillo de Karen Hallam y sus pendientes inspirados en caña de bambú.

Se trata de su primera salida de la semana. La última tuvo lugar el pasado jueves, cuando sorprendió con unos de sus zapatos más virales: sus botines más rockeros, ideales para desafiar a la lluvia con la que se despertó Madrid aquel día.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.