Actualidad

Rosalía Iglesias: de la ostentosa vida de la mujer de Bárcenas al calvario de su vuelta a la cárcel

Apurando el plazo de diez días que le dio la Audiencia, el esperado ingreso en prisión de Rosalía Iglesias, mujer de Luis Bárcenas y madre del cantante Willy Bárcenas, se produjo este domingo por la tarde. De esta forma, Rosalía ya cumple con su condena de 12 años y 11 meses de cárcel por el caso Gürtel en la prisión de mujeres de Alcalá Meco, en la localidad madrileña de Alcalá de Henares.

Iglesias vuelve a vivir la complicada experiencia que ya atravesó el 30 de mayo de 2018, cuando entró en la cárcel de Soto del Real acusada de "colaboradora necesaria" de los delitos que se le imputaban en la trama Gürtel a su marido.

En aquellos momentos, no obstante, la estancia de Rosalía en prisión fue muy breve, ya que su hijo, Willy Bárcenas, recabó los 200.000 euros de la fianza impuesta por la Audiencia Nacional y sólo pasó en prisión 27 horas. Ahora pasará casi 13 años ingresada. Y puede que más: Rosalía está ahora imputada en la Operación Kitchen.

La historia de Rosalía y Luis

Iglesias conoció a Bárcenas cuando trabajaba como secretaria en la sede del PP. Tenía 23 años y había sido enchufada en Génova por una amiga, la hija de Antonio Izquierdo, a la sazón, director del diario El Alcázar. Bárcenas la fichó en su equipo y comenzaron su relación laboral y no tan laboral.

Lea también - Willy Bárcenas saca la cara por su madre, Rosalía Iglesias: "Cada putada que nos hacen nos une más"

Rosalía tenía novio y el extesorero estaba casado. Se separó y contrajo matrimonio con Rosalía en la Embajada de Francia en Madrid. Bárcenas ya tenía un hijo, Ignacio, hermano de Willy, que es jugador de profesional de póquer.

Su primer hijo en común, Willy, que ahora tiene 31 años, tardó dos en llegar. Rosalía, hija de camionero y ama de casa, había sido estudiante en los Escolapios de Astorga. Su primer empleo en Madrid, antes de Génova, fue de dependienta, en una peletería. Tras su matrimonio con Luis Bárcenas, su nivel económico y social ascendió notablemente.

Tienen una casa de más de 300 metros en el barrio de Salamanca, en plena Milla de Oro madrileña, tres garajes en la calle Don Ramón de la Cruz, la casa de montaña junto a la estación de esquí Baqueira Beret y un chalet en la urbanización Gualdamina de Marbella, además de dos locales comerciales también allí. Todo el patrimonio estaba a nombre de Rosalía cuando la fiscalía comenzó a indagar en las propiedades del matrimonio. A día de hoy, todo se encuentra embargado. 

Su lujosa vida se truncó en 2018 debido el ingreso en prisión de su marido, la congelación de sus cuentas, su prohibición de salir del país y su obligación a presentarse en el juzgado cada 15 días por la libertad provisional que le dictaminaron. Rosalía dijo adiós a sus vacaciones en Marbella o Baqueira Beret, a los cenas en los restaurantes más sofisticados y también a los viajes al extranjero.

Lea tambiénLa familia Bárcenas pide auxilio a Pablo Iglesias a través de Jorge Verstrynge

Tras la ratificación del Supremo, Willy escribió en Instagram: "Arrancándome lo que más quiero de mi vida y aún no viendo la luz al final del túnel, sé que como siempre he conseguido, sacaré mi armadura especial y resistiré. Y los míos también".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin