Actualidad

La muerte de La Veneno: su novio se esconde en Rumanía tras la acusación de "homicidio" de la familia

La misteriosa muerte de La Veneno sigue causando auténticos quebraderos de cabeza a su familia cuatro años después. Los familiares de Cristina han presentado en los juzgados una petición para que se reabra el caso, tal y como informamos hace unas semanas. Ahora ha sido una de sus hermanas, Belén, la que se ha pronunciado al respecto. También ha vuelto a dar más detalles sobre la investigación Óscar Tarruella, el famoso criminólogo ex marido de Mónica Naranjo que se ha convertido en la última esperanza de la familia para demostrar que su muerte no fue un accidente tal y como dictaminó la justicia, sino un homicidio.

Lea también - La muerte de La Veneno, a un paso de reabrirse: "Pudo ser un homicidio", asegura el investigador

Cristina Ortiz Rodríguez 'La Veneno' falleció el 9 de noviembre de 2016 en el Hospital Universitario La Paz de Madrid, hasta donde fue trasladada después de que su novio, Alin Bogdan, la encontrara inconsciente en su domicilio y con un duro golpe en la cabeza. Según recoge La Razón, la policía rumana busca a este hombre, del que no se volvió a saber nada tras la muerte de Cristina.

El investigador, que el pasado 28 de octubre presentó junto a la familia una petición para reabrir el caso, ha vuelto a dar detalles sobre su muerte: "Todo apunta a que la muerte se produjo por una agresión de su novio. No entiendo cómo no se investigó con más rigor este asunto. Me sorprende todo, desde que no se aplicara la ley de violencia de género, hasta que no se hiciera una investigación exhaustiva".

Ha recordado como era Alin: "Era un personaje muy agresivo, lo ratifican los que le conocieron. Dos días antes de morir, Cristina pidió auxilio a la Policía Nacional porque su novio le estaba pegando. Llegaron los agentes, pero no les abrió la puerta", ha dicho Tarruella a dicho periódico.

El investigador ha explicado sus conclusiones: "Tenía lesiones recientes y otras más antiguas. Me hace gracia cuando dicen que falleció a causa de una caída. ¿Cuántas veces se cayó, cuatro o cinco? Y cómo se justifican los restos de sangre por toda la casa. Es significativo que la jueza archivara el caso enseguida... dando credibilidad al informe de un forense que, a mi juicio, era inexacto".

Sostiene además que "casi dos años después de esta muerte aparece un oficio de la Unidad Central de Policía Científica que da como resultado que entre los restos de sangre encontrados en el piso, buena parte correspondían a Cristina, pero, y aquí aparece la sorpresa, una de las manchas del colchón es de otra persona aún sin identificar, porque no se realizó el cotejo de esa muestra con el ADN del rumano. Los expertos policiales pudieron constatar que la fallecida tenía una serie de lesiones que no aparecían en el informe forense. Y la familia nunca tuvo acceso a esas pruebas".

Habla la hermana de La Veneno

La hermana de Cristina Ortiz también se ha pronunciado al respecto y ha recordado estos cuatro años sin ella con un inmenso dolor: "Bueno, la verdad es que no estamos bien. Fue una muerte traumática, dolorosa, no se sabía muy bien lo que había pasado. Es cierto que cuando se hace la autopsia y proceden a dar el cuerpo a la familia, tomamos la decisión de que había que investigar aquello y el cuerpo se metió en el tanatorio durante 41 días", rememoró este domingo en Viva la vida.

Belén recuerda aquellos días como un auténtico calvario: "Aquello fue algo… desolador. La familia terminó agotada. Recuerdo que fueron días de desesperación, de angustia… porque queríamos hacer una segunda autopsia. El abogado que teníamos entonces fue el que nos puso en contacto con forenses y llegamos a hablar con tres forenses que nos dieron cada uno su opinión". 

Lea también - Lluvia de palos a Jedet (Veneno) y su novio negacionista: "Presentadme a alguien que tenga Covid-19 y le como la boca"

Sostiene que los tres expertos obtuvieron las mismas conclusiones entorno a la estrella de Esta noche cruzamos el Mississippi: "La verdad que los tres coincidían y ya teníamos cuatro opiniones que coincidían todas: era accidente doméstico. La verdad que nosotros no dábamos crédito porque era negar la evidencia, pero los expertos son los que mandan, nosotros no podíamos hacer nada más", señaló. 

Belén asegura que la familia nunca ha intentado aprovecharse económicamente de la fama de su hermana: "Mi hermana, cuando va al hospital y echa las famosas fotos, se dijo que eran para ganar dinero, pero nosotros nunca utilizamos a Cristina como negocio. Mis padres fueron al Mississippi y siempre de forma gratuita".

El pasado miércoles 28 de octubre, ayudados por el famoso criminólogo, la familia presentó ante los juzgados una petición para volver a reabrir el caso: "Estamos trabajando con Oscar Tarruella y él tiene unos argumentos de peso porque se cometieron una serie de errores, negligencias… Tienes la sensación de que no se hizo bien la investigación, aquello fue un poco chapucero. Entonces te da que pensar, de decir qué ha pasado, qué pasa con Cristina. ¿No se merecía que se investigaran las cosas bien?", sentenció Belén pidiendo justicia para su hermana.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin