Actualidad

Corinna ejercía de "asistente personal" de don Juan Carlos: salen a la luz nuevos detalles de su viaje a Alemania en 2006

Nuevos detalles del viaje de Juan Carlos I y Corinna Larsen al Estado alemán de Baden-Württemberg en febrero 2006 han salido a la luz. Concretamente, se ha detallado el papel que jugó la alemana como "asistente personal" del padre de Felipe VI durante la cena oficial que mantuvieron el 2 de febrero de ese mismo año.

La investigación se remonta a 2010, cuando Manfred Osterwald, un supuesto arquitecto y senador, fue procesado en un juzgado de Luisburgo por malversar medio millón de euros a la Fundación del Diálogo Intercultural, que él mismo había fundado. Este dinero fue donado por tres empresas distintas: Daimler, Porsche y EnBW.

Los 250.000 euros donados por Daimler fueron destinados a organizar una cena de gala en honor al marido de doña Sofía en el castillo de Schöckingen, donde reside el propio Osterwald. Pero a ese fin sólo dedicó 100.000 euros, tal y como recoge Infolibre, que ha tenido acceso a estas nuevas informaciones sobre la ex amiga íntima del rey.

Lea tambiénCorinna Larsen, "muy satisfecha" tras archivarse la causa del caso Villarejo que tenía en España

En esta cena, Corinna jugó un papel fundamental. "Larsen era la persona de contacto con Juan Carlos I, y según conocedores de la organización de los Premios Laureus, también con las compañías Daimler y con Richemont", apunta dicho medio, atendiendo a las actas de las reuniones que el propio Osterwald habría mantenido con los funcionarios de la policía hace ya casi quince años. 

De este modo, en estas actas se recoge que la empresaria "organiza los viajes privados al extranjero del rey y que, de forma comparable a un asistente personal, tiene acceso directo al monarca". Además, para que todo saliera como ruedas, Corinna mantenía "contacto directo" tanto con el jefe de la Casa del Rey, Alberto Aza, como con el secretario general, Alfonso Sanz Portolés.

"Su Majestad confía en que Herr Osterwald se encargue del programa de la visita, los invitados y todos los preparativos necesarios con la mayor sensibilidad y dedicación, en estrecha coordinación con su asistente, la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein y el jefe de la Casa del Rey Alberto Aza", se lee en dichas informaciones.

Corinna también controlaba a los medios de comunicación: "Todas las preguntas de la prensa deben ser acordadas con él (Osterwald) primero y coordinadas con la Casa del Rey a través de la asistente princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein y esa coordinación corre a cargo exclusivamente de su oficina, donde él ha instalado una oficina de prensa exclusivamente para esta visita", se recoge en los documentos aportados por Infolibre.

Lea también - La otra familia del rey Juan Carlos: mantenía a Corinna y a sus dos hijos, Anastasia y Alexander, en Madrid

No fue el único viaje en el que el rey Juan Carlos y su ex amiga íntima coincidieron durante 2006. El 8 de abril de 2006, una comitiva española integrada por don Juan Carlos y Sofía, el ministro de Exteriores - Miguel Ángel Moratinos - el de Industria - José Montilla - y alrededor de una decena de empresarios españoles voló a Riad para mostrar el interés de nuestro país por los contratos millonarios que ofrecía el régimen saudí. Entre ellos, el del turbulento AVE a La Meca.

En este viaje también estaba involucrada Corinna, que viajó en el mismo avión que deña Sofía, tal y como recogimos en Informalia. "Juan Carlos estaba tan ciego de amor por su amante que no consentía en separarse de ella ni unos días. Consiguió llevarla a un viaje oficial a Arabia Saudí. ¡Y Corinna viajó en el mismo avión militar que la reina! ¡Durante ocho horas compartieron el mismo recinto!", confesó Pilar Eyre en su blog de Lecturas

"El rey se sentó al lado de su novia, cosa que a nadie extrañó, porque el matrimonio real hacía muchos años que no se dirigía la palabra y tenía agendas separadas. Y mientras la reina se dedicaba a actos culturales como inaugurar hospitales o visitar yacimientos arqueológicos, Corinna acompañaba a don Juan Carlos en sus actividades, desde dar una conferencia hasta entrevistarse con los hombres más ricos del mundo", rememoró la periodista.

Otro episodio vivido entre la reina Sofía y Corinna tuvo lugar el 22 de mayo de 2006 en Barcelona, cuando se celebraron los premios Laureus, que se conceden anualmente a los mejores deportistas de todo el mundo. Una ceremonia benéfica a la que no acudió la reina porque la organización corría a cargo de la propia ex princesa, ya que el fundador era un buen amigo de su progenitor.

Lea también - Corinna ataca a toda la Familia Real: "Si alguien necesitaba dinero, lo cogía"

En este fiesta, a la que sí acudió prácticamente toda la familia real, Corinna se movió como pez en el agua: "Recibía parabienes de altas personalidades, alternaba en la cena previa con Felipe y Letizia e intercambiaba en la fiesta besos cariñosos, miradas cómplices y sonrisas con su marido? ¡y hasta con su yerno y su hija Cristina! Al año siguiente, con su cuñada, Pilar de Borbón? ¡y con su mismísima hermana, la princesa Irene! Irene, su paño de lágrimas", aseguró Eyre hace algo más de un mes, haciendo hincapié en las humillaciones que tuvo que soportar la reina.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin