Actualidad

Manuel Valls justifica su huida de Barcelona por "motivos personales"

Manuel Valls ha hablado sobre su huida de Barcelona y sobre su nueva vida en París, donde su mujer, Susana Gallardo, adquirió recientemente un espléndido piso, tal y como pudo saber Informalia. El ex primer ministro francés también ha recordado a su suegra, que falleció el pasado mes de marzo tras contraer el coronavirus.

El político le aseguró este lunes a las cámaras de C à vous que quiere "reequilibrar (su) vida por motivos personales en París". La noticia de la dimisión del político francés de 58 años, de familia catalana y nacido en Barcelona, fue avanzada hace unos días por El Español. Valls habría decidido abandonar su liderazgo al frente de la formación Barcelona pel Canvi y regresar a París después de las elecciones autonómicas del próximo 14 de febrero.

El futuro político de Manuel Valls en Francia podría tener que ver con la buena relación que mantiene con el actual presidente de la República, Emmanuel Macron, que aspira a un nuevo mandato dentro de dos años, cuando se celebren nuevas elecciones presidenciales. Informalia pudo conocer de fuentes cercanas al matrimonio, que Susana Gallardo ha comprado un espléndido piso en París, despejando así los rumores que apuntaban a una posible crisis entre los dos. 

Lea también - Manuel Valls y Susana Gallardo: batalla contra la consejera de la Generalitat Meritxell Budó

Por otro lado, el catalán expresó sus temores por la segunda ola de la pandemia, que afecta con especial dureza a Europa: "Sin duda, y no solo en Francia, creímos después de la primavera que podíamos vivir, podíamos volver", señaló en la televisión francesa. 

Después se sinceró sobre la pérdida de su suegra, María Teresa Torrededía, que falleció a los 84 años como consecuencia de esta enfermedad: "De manera muy personal, en marzo, perdí a mi suegra arrastrada por el Covid". 

Lea tambiénSusana Gallardo se compra un pisazo en París y se instala en Francia con su marido, Manuel Valls

María Teresa Torrededía estuvo el pasado verano en la boda de su hija Susana con Manuel Valls en Menorca, donde la familia posee una imponente propiedad. María Teresa no llevó bien el proceso de separación y posterior divorcio de Alberto Palatchi, su marido durante 20 años y padre de sus tres hijos, Gabriela, Alberto y Blanca.

Antonio Almirall, viudo de María Teresa, es junto a su hermano Jorge el gran accionista del grupo Almirall desde el fallecimiento de su padre en 1988. Antonio fue presidente de la farmacéutica y de la family office hasta 2014. Aquel año dejó el día a día en manos de su hermano. Y actualmente es presidente de honor.

Valls también se pronunció sobre las inseguridades que siente por su madre, Luisangela Galfetti, que por su avanzada edad es una persona de riesgo frente a la pandemia: "Y a mi madre que vive en París... lo veo en sus ojos, ella tiene 82, 83 años y puedo ver el miedo. No puede ver a sus nietos".


comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin