elEconomista.es

Felipe y Letizia estudian la sustitución de Jaime Alfonsín al frente de la Casa del Rey

1/11/2020 - 18:03

Felipe VI y doña Letizia preparan cambios importantes en Zarzuela. Jaime Alfonsín, jefe de la Casa Real tras la abdicación del rey Juan Carlos y la llegada al Trono del actual Monarca, puede ser sustituido en breve, como ya adelantábamos a mediados de septiembre. Alfonsín está considerado como uno de los más leales y estrechos colaboradores del hijo del Emérito. Recordemos que fue jefe de la Secretaría de Felipe de Borbón desde 1995 hasta el 24 de junio de 2014, cuando accedió a su muevo puesto.

Se habla para sustituir a Alfonsín de Jaime Pérez Renovales, de 52 años, y también abogado del Estado como el actual responsable de Zarzuela. El presunto nuevo jefe de la Casa del Rey fue número dos de su promoción y dicen que está relacionado con el Grupo Santander.

Lea también: Letizia y Felipe preparan juntos el relevo del jefe de la Casa de Su Majestad

Jaime Peñafiel afirmaba en su columna de El Mundo de este sábado que entre los motivos para la sustitución de tan importantísimo miembro del staff de Zarzuela y de la vida de Felipe VI está la edad de Alfonsín, que el 18 de agosto de 2021 cumplirá 65 años.

Sin embargo, a nadie se le escapa que la sombra del escándalo que ha rodeado a don Juan Carlos salpica a la jefatura del Estado, especialmente tras la muy polémica gestión mediática de la marcha de don Juan Carlos de España, un asunto en el que Alfonsín en la que "tuvo un excesivo protagonismo", asegura el cronista granadino.

En efecto, Alfonsín fue el encargado de decirle al Rey Emérito, de parte de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que debía abandonar no solo el palacio de la Zarzuela sino el país. No obstante, tanto en Moncloa como en palacio coinciden en afirmar que, siendo ambos muy distintos, la condición de juristas de ambos (ella catedrática de Derecho Constitucional y él abogado del Estado) les ha hecho llevarse muy bien.

Jaime Alfonsín dirigió este más que delicado y comprometido mensaje a Su Majestad en el despacho de su propio hijo, y en presencia de éste, "sin que a Felipe se le moviera un solo músculo de la cara y sin que pronunciara una sola palabra", según explica Peñafiel.

Es conocida, aunque nunca reconocida, la falta de empatía personal entre Jaime Alfonsín con don Juan Carlos, y hay quien asegura que nunca existió una buena sintonía entre ellos. "Me consta que el Rey Padre le detestaba. Le culpaba incluso de que Felipe no permitiera la presencia de su padre en el solemne acto en el Congreso en conmemoración del 40 aniversario de la democracia", señala Jaime Peñafiel.

El hombre que controla, aún hoy, los entresijos de la Casa Real llegó al puesto por consejo de Aurelio Menéndez, uno de los juristas más importantes de España y Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 1994, profesor y coordinador de los estudios universitarios de Felipe entre 1988 a 1993 y responsable de su formación intelectual.

A él recurrió Felipe buscando un buen colaborador. Le recomendó a Jaime Alfonsín, que cuando recibió la llamada trabajaba en el despacho Uría y Menéndez, donde desarrolló su carrera de 1992 hasta 1995, cuando entró en Zarzuela.







Comentarios 0