elEconomista.es

Chenoa, destrozada por la muerte de la perrita que le regaló David Bisbal: "Se fue dando amor"

29/10/2020 - 17:48

Chenoa ha sufrido un duro varapalo con la muerte de Shirly, una perrita que tenía desde hace 16 años y a la que ha despedido con una bonita carta en su cuenta de Instagram. La cantante, muy triste por esta pérdida, ha acompañado su texto con una foto en blanco y negro junto a su "compañera de vida".

"Hoy brilla una estrella en el cielo. Shirly se fue como siempre dando amor hasta su último respiro. Mi compañera de 16 años de vida. Te quiero por siempre mi amor. Gracias por tanto imposible de resumir. Seguiré hacia adelante con toda la buena energía y todo lo que aprendí contigo. Descansa, sigue jugando y dando alegría allí arriba. Yo te llevo en mi alma y en mi corazón".

Shirly ha cumplido 17 años este mes de octubre y su salud era muy delicada. Según contó la propia Chenoa, ni oía ni veía y necesita atención constante. Eso sí, la artista dejó claro que la iba "a hacer feliz hasta el final". Y así ha sido.

Lea también - Chenoa alborota la red posando con el mismo bañador que llevó en Operación Triunfo hace casi 20 años

Shirly era el último lazo que unía a la cantante con su exnovio, David Bisbal, ya que fue un regalo del almeriense. Ella misma lo desveló en su biografía al referirse a su ruptura con él. "Allí estaba David, en una rueda de prensa en Caracas, encantado de la vida, diciendo que no estaba con nadie. Esas dos palabras se me clavaron en el pecho como dos balas. No podía respirar. Su ropa estaba en el armario (...) Aquello tenía que ser una broma de mal gusto, pero no: era el peor día de mi vida. Le llamé y una voz contestó que aquel número no correspondía a ningún usuario. Él no estaba con nadie y el teléfono no era de nadie. Volví a marcar. Nada", cuenta Chenoa, que decía sobre Shirly: "David me había regalado aquella princesa peluda un par de meses antes 'para que no estuviera tan sola'".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.