elEconomista.es

Primeras imágenes de Marta Chávarri tras la muerte de su exmarido, Fernando Falcó

26/10/2020 - 16:11

Marta Chávarri, exmujer de Fernando Falcó, ha sido fotografiada por Madrid seis días después de la muerte de su exmarido y padre de su hijo Álvaro. Marta no acudió al funeral del marqués de Cubas y trata de llevar una vida alejada de los medios. Este lunes ha sido vista protegida por una mascarilla y gafas de sol mientras hacía unas compras por la zona de Núñez Balboa, próxima a su domicilio.

Pese a su máxima discreción, Chávarri atendió a Informalia tras la muerte de su ex esposo: "Estoy bien", nos dijo con voz entrecortada. En su conversación con nosotros reconoció que para ella fue un palo la muerte del aristócrata con el que compartió siete años de matrimonio: "Estoy triste por lo de Fernando pero estoy bien", repetía balbuceante.

A sus 60 años, cumplidos el pasado 1 de agosto, la nieta del Marqués de Santo Floro fue la gran ausente entre quienes dieron la pasada semana su último adiós al hombre que la enamoró antes que el empresario Alberto Cortina le robara el corazón.

Lea también - Marta Chávarri y su foto sin bragas que hizo tambalearse un imperio financiero

Marta y Fernando estuvieron casados entre 1982 y 1989, hasta que se hizo pública la relación que la sobrina de Natalia Figueroa y Raphael tenía con el empresario Alberto Cortina, entonces casado con Alicia Koplowitz. Marta, 22 años más joven que Falcó, acabó casándose con el empresario Alberto Cortina, y Fernando se casaría en 2003 con la hermana de Alicia, Esther Koplowitz, convirtiéndose en cuñado de la ex mujer del amante de la que fuera su esposa.

Lea también - Álvaro Falcó, marqués de Cubas: de ser expulsado del colegio más caro del mundo al noviazgo con la hija de Philippe Junot, ex de su madre, Marta Chávarri

Marta, icono de la prensa rosa en los años 90, es hija del diplomático Tomás Chávarri y de Matilde Figueroa, hija del Marqués de Santo Floro y por lo tanto hermana de Natalia, la mujer Raphael. Con ellos pasaba Marta temporadas en Miami estando aún casada con Cortina, quien, según se contaba, la tenía muy controlada, temeroso de que su esposa le fuera infiel, como lo había sido con él, mientras estaba casada con Fernando Falcó.

Marta vivió de niña y adolescente en Estados Unidos y Suiza, debido a la condición de diplomático de su padre. Y cuando Tomás Chávarri estuvo destinado como embajador en Arabia Saudí, Marta y sus hermanas Isabel y María (divorciada de Fernando Fitz James Stuart Soto, ex de Isabel Sartorius con quien tuvo a su hija Mencía), visitaban a su padre en la capital saudí. Tomás Chávarri manifestó en privado en alguna ocasión su malestar porque la prensa saudí presentaba a Manuel Prado y Colón de Carvajal como "embajador del rey Juan Carlos", cuando en realidad el financiero descendiente del descubridor era solo quien manejaba las finanzas del Monarca y hasta fue considerado su testaferro. Pero Tomás Chávarri era el titular de la legación española allí.

La joven Chávarri no se instaló en Madrid hasta los 17 años, pero pronto se convirtió en asidua de las fiestas más elitistas de la capital. Su rotunda belleza rubia le permitía ligarse casi a quien ella quisiera y, cuando la famosa movida madrileña comenzaba, a principios de 1981, ya vivió Marta una bronca estratosférica con su amiga Beba Fernández de Longoria por un hombre.

Lea también - El día que Alicia Koplowitz llamó a Fernando Falcó: "Tu mujer está acostándose con mi marido"

Marta, que se había sacado el carné de conducir durante su estancia en Estados Unidos, acudió a Fernando Falcó, a la sazón, presidente del RACE, para que le ayudara a convalidar el permiso. El noviazgo, dado a conocer en televisión, durante un programa de Mercedes Milá, pronto se convirtió en matrimonio. El enlace de Chávarri con Falcó la llevó a competir en las portadas de la época con la mismísima Isabel Preysler, su cuñada por aquella época, puesto que la madre de Tamara estaba casada con el marqués de Griñón.

Marta y la ex de Julio Iglesias nunca se llevaron nada bien. De hecho, cuando la filipina dejó a Carlos Falcó por el por Ministro de Economía y Hacienda, Miguel Boyer, le lanzó unos dardos que hicieron temblar a los cronistas sociales. En 1982, cuando Marta y Fernando se casaron, ella tenía 22 años y el marqués ya era un atractivo cuarentón, con menos ganas de marcha y de noche. El marqués de Cubas quería más casa y tranquilidad, y la sobrina del marqués de Santo Floro no se cansaba de salir a bailar y a pasarlo bien en un Madrid que era una verdadera Escuela de calor...

En 1983, cuando tenía más o menos la edad que tiene hoy Ana Soria, la actual novia de Enrique Ponce, Marta se quedó embarazada de su hijo Álvaro, flamante Marqués de Cubas tras la muerte de su padre, una vez se formalice el cambio de titularidad. El matrimonio de Marta y Falcó duró 7 años. Su separación dio lugar al mayor escándalo financiero y social de la época. Marta gustaba a todos los hombres del entorno en el que se movía con su marido pero quien consiguió seducirla fue Alberto Cortina, entonces casado felizmente con Alicia Koplowitz. Un día, Alicia llamó a su amigo Fernando Cubas y le dijo: "Tu mujer está acostándose con mi marido". Una frase devastadora que puso en marcha el final de los dos matrimonios.







Comentarios 0