elEconomista.es

Ni Ramos ni Messi: así es el protagonista del clásico, el árbitro "madridista" Juan Martínez Munuera

26/10/2020 - 12:39

Ni Leo Messi ni Sergio Ramos: el protagonista del último clásico fue el árbitro, muy a su pesar. Lo crean o no, un periódico deportivo culé ha enviado un equipo a Villajoyosa, el pueblo del colegiado del Barcelona Real Madrid de este sábado, para investigar el supuesto pasado pro-merengue del colegiado valenciano. El clásico acabó con un resultado de 1-3 después de una polémica decisión de Juan Martínez Munuera quien, tras consultar el VAR, pitó penalti contra los azulgranas.

Martínez Munuera es policía local de Finestrat (Alicante) en excedencia y ejerce de árbitro desde los 11 años, siguiendo la vocación que le inculcó su padre. Otro de los antecedentes que le recriminan desde la hincha culé a Mauera es que fue el colegiado de la eliminación copera del Barça ante el Athletic, ya que le acusan de no querer señalar penalti a Frenkie de Jong en el área del Bilbao en una jugada que para los barcelonistas fue un fallo clamoroso del colegiado.

El deportivo catalán Sport publicaba horas después del partido que "las ayudas del árbitro valenciano al Real Madrid no son nuevas". Desplazados a Villajoyosa, los reporteros del rotativo culé entrevistaron a Eleuterio Marín, conocido como Elute. Se trata del delegado del Jonense Atlético.

El entrevistado conoce a la familia Martínez desde hace años, y confiesa a Sport "sus profundos vínculos madridistas". Afirma el deportivo que "la estrecha educación de Martínez Munuera con los valores madridistas a lo largo de su vida se entiende porque el colegiado del clásico ha vivido y crecido en un ambiente blanco.

Siempre según su versión, el padre del árbitro fue uno de los fundadores de la Peña Madridista Los Amigos de Benidrom, junto con otro conocido aficionado merengue, Eduardo Zaplana, expresidente de la Comunitat Valenciana.

El padre juez del Barça-Real Madrid también fue árbitro, aunque de Tercera División. Afirman en la noticia difundida este domingo que el progenitor del árbitro señalado como muy parcial desde las filas blaugranas llegó a dirigir varios partidos con la camiseta del Madrid por debajo de la indumentaria arbitral.

Más allá de la protesta formal del Barça por el VAR y la actuación de Martínez Munuera, se insiste en el reportaje en el hecho, verdaderamente insólito, de que uno de los asistentes del colegiado en el clásico de marras fue Miguel Martínez Munuera, hermano del colegiado.

Por supuesto, aunque para los culés el árbitro Juan Martínez Munuera es poco menos que la personificación del mal en la Tierra, este Policía Local en excedencia es admirado por otros. En abril, durante los peores momentos del confinamiento debido al Covid-19, y dado que no había fútbol, se ofreció a regresar a su puesto de trabajo en Finestrat para ayudar en el control de la pandemia provocada por el coronavirus. "Soy Policía desde que tenía 19 años y me hice precisamente para ayudar en situaciones como la que vivimos ahora", manifestó en abril.

El colegiado alicantino, que pasó esos meses, como casi toda la población, confinado en su residencia de Finestrat (cerca de Benidorm) no pudo sin embargo reincorporarse a su plaza en la Policía Local, donde ingresó hace más de tres lustros, porque sus superiores no accedieron "Policía y árbitro no son mis trabajos, son mis dos pasiones. Cuando se declaró la pandemia me ofrecí a mis superiores para reincorporarme, pero no hizo falta", dijo en su día a la prensa local. Argumentaron los responsables municipales que su plantilla no se ha visto mermada por la enfermedad. "Pero saben que me tiene en cualquier momento a su disposición", explicó entonces el árbitro. El árbitro alicantino está casado y fue padre a principios del pasado verano. Martínez Munuera cree que sus superiores también tuvieron en cuenta que su mujer estaba embarazada entonces para reincorporarle.  

Cuando no está trabajando, Munuera suele entrenar  "haciendo un poco de todo" y le gusta repasar el reglamento y revisar "el disco duro" de los partidos que dirige. El colegiado asegura que eso le permite"mantener la agilidad para luego aplicarla al VAR", dice. "Echar adelante y atrás, parar, fijarte en la cámara que te da la mejor visión. Esas cosas luego ayudan", dice. Hay quien cree, sobre todo los aficionados culés, que no se le da precisamente bien.







Comentarios 0