Actualidad

Ángela Dobrowolski ataca de nuevo Josep Maria Mainat tras el juicio: "Mi marido me quería encarcelar a toda costa"

Ángela Dobrowolski atacó de nuevo a Josep Maria Mainat tras el juicio de este domingo: "Mi marido me quería encarcelar a toda costa", ha dicho la ex mujer del productor, investigada por el presunto intento de asesinato del productor, contradiciendo la versión de su esposo.

Minutos antes de las manifestaciones de Dobrowolski, Mainat, tras el juicio, había dicho exactamente lo contrario a los periodistas en la puerta del tribunal donde ambos comparecieron: ?"No deseo que Ángela entre en prisión, pero eso no depende de mí", dijo. El fundador de Gestmusic aseguró que no odia a su ex a pesar de que hay "mucho engaño" en sus declaraciones.

Lea también: Josep María Mainat, tras el juicio contra su mujer, Ángela Dobrowolski: "Nunca dije que ella intentara asesinarme"

El productor sostiene ahora que su intención no era que su ex terminara en prisión, sino que solo quería una orden de alejamiento, como le ha sido concedido."No deseo que Ángela entre en prisión, pero eso no depende de mí", declaraba. Sin embargo, Ángela confesaba instantes después que las intenciones del ex de Rosa María Sardà eran diferentes a las que él había manifestado. "Mi marido me quería encarcelar a toda costa", y recordaba que en unos días será el cumpleaños de uno de los hijos que tienen en común.

Mainat se refirió también a la tal Alina, la rusa que decía ser la novia de Gabriel (el escort latino) y que salió gritando del inmueble tras un rifirrafe que grabaron las cámaras de televisión. "Me gustaría que pasásemos página de la rusa, con perdón, y de todo esto, pero es que esto está distrayendo de lo fundamental", recalcaba  Mainat este domingo, recordando la seriedad de un caso en el que se investiga un presunto intento de asesinato que podría llevar a "una persona a la cárcel".

Cese de la convivencia

Mainat explicó que su matrimonio con y Dobrowolski hacía aguas desde comienzos de año, cuando cesaron la convivencia conyugal y decidieron separarse, pero el proceso se alargó durante los meses de confinamiento. "Esto empezó, sobre todo, en enero. Se ha estado diciendo que estábamos viviendo juntos porque ella venía a casa a ver a los niños pero ella tenía otro piso. Vivía con su pareja (Gabriel), no estábamos juntos. No es ningún secreto que desde enero no somos una pareja, por lo tanto no hay un tema de infidelidad", insistió el productor.

Lo curioso es que, tras finalizar el estado de alarma, el 22 de junio, Angela continuó durmiendo en la vivienda de Mainat. Aquella fue la noche en la que tuvieron una gran discusión y tras la que se produjo el presunto intento de asesinato. Ahora, la ex del productor se enfrenta en los tribunales por esta causa, pero también por otras que siguen su curso paralelamente, como la denuncia por maltrato que interpuso Dobrowolski contra el productor tras comenzar a ser investigada.

Alejamiento

De momento, el juez mantiene a la mujer del productor en libertad, pero ha establecido una orden de alejamiento entre ella, su marido y sus hijos. Además, le han retirado el pasaporte y tendrá que acudir al juzgado cada dos semanas. Además, se le realizará un informe psicológico.

Quedan por despejar aún muchas claves de este presunto intento de asesinato. El llamado 'Caso Mainat' comenzaba a principios de octubre cuando el diario La Vanguardiasacaba a la luz la información sobre el presunto intento de asesinato a manos de su todavía mujer y madre de sus dos hijos pequeños, Angela Dobrowolski, de 37 años. Él, que acaba de cumplir 74.

El destino ha querido que la comparecencia de Mainat en el juzgado, como testigo en el juicio contra su esposa, coincidiera con su aniversario.  El productor declaró el pasado domingo en el Juzgado de Instrucción 32 de Barcelona. Ella, acusada de intentar matarlo inyectándole insulina a su marido (diabético) la noche del 22 al 23 del pasado mes de junio, acudió en calidad de investigada.

Un ser diabólico

La semana pasada Angela se quitó ante las cámaras el disfraz con el que se había ocultado durante las últimas semanas: hasta ese momento habíamos visto a una Ángela Dobrowolski con peluca morena y gafas de sol pero en el programa El punto de mira de Cuatroa pareció tal cual es y recordó el momento en que su marido despertó del coma hipoglucémico. "Tenía claro que yo era un ser diabólico que le quería matar, después, cuando hablamos y me miró a los ojos, él ya lo tenía claro pero sabe que no fue así", dijo en televisión.

Todo comenzó a nivel mediático cuando se filtró a primeros de octubre la denuncia interpuesta contra la mujer de Mainat por haber intentado acabar con la vida del productor para quedarse con su fortuna, presuntamente. De acuerdo con el el atestado policial, la noche de autos Dobrowolski entró en su dormitorio hasta en 13 ocasiones con la intención de inyectarle una sustancia -supuestamente insulina- que le provocó un coma hipoglucémico.

Posteriormente, tras la llamada de su mujer a los servicios de emergencia, la ambulancia le trasladó al hospital, donde se recuperó favorablemente de la fuerte bajada de azúcar. Cuando se despertó, aturdido, lo último que recordaba era ver a su mujer con las inyecciones. "Me parece un poco excesivo haber dicho esto tan salvajemente por una intuición", decía el propio Mainat  este domingo ante los periodistas a las puertas del juzgado.

Fue el pasado verano cuando Pol Mainat, hijo que Mainat tuvo durante su relación con la fallecida Rosa María Sardá, interpuso la denuncia por presunto asesinato. La Fiscalía rechazó entonces la prisión preventiva para Angela, en libertad con cargos con la necesidad de presentarse a declarar cada semana. Pol fue también el primero en romper su silencio tras el estallido mediático del escándalo, pues su padre se ha mantenido en un discreto segundo plano. "Son muchas las cosas que han pasado este año y todas terribles. Me daría una profunda vergüenza contarlas en público y desearía que jamás salieran a la luz", explicaba en un mensaje reproducido en Sálvame. Y continuó: "Quiero aclarar que todo lo que se está viendo en las últimas horas son cosas que nosotros desconocíamos por completo. Ni mi padre ni ningún miembro de nuestra familia conocemos a todas las personas que están apareciendo en nuestra casa. Ni tenemos constancia alguna de su relación con la esposa de Josep Maria, hasta que empezó la investigación policial".

Describía el circo en el que, tras estallar el escándalo, se habían convertido los alrededores de la casa que compartió con su mujer durante su matrimonio. Se especuló con la posibilidad de que dentro viviera un escort latino llamado Gabriel. Es además esa perspna el actual novio de Angela, y no su amante. También se dijo que la vivienda era utilizada para actividades relacionadas con el ejercicio de las prostitución o en todo caso con de carácter sexual.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin