elEconomista.es

Primicia: Nacho Palau trabaja ahora en una fábrica de embutidos por mil euros al mes tras dejar la residencia de ancianos

19/10/2020 - 16:26

Después de pasar unos cuatro meses trabajando como cocinero en una residencia de ancianos,  en el pueblo valenciano donde reside, sustituyendo al titular, el ex novio de Miguel Bosé perdió su empleo. Ha encontrado otro empleo en una fábrica de embutidos, donde gana 1000 euros al mes.

Nacho Palau y los dos hijos que viven a su cargo "no llegan a fin de mes", según nos asegura un familiar, y el escultor a duras penas puede sostener, ni siquiera con ayuda de algún pariente cercano, los mínimos gastos de manutención de los pequeños. 

Es lo que nos han contado en exclusiva personas del entorno del demandante, presentes este lunes en el juzgado de Pozuelo de Alarcón donde han comparecido el cantante y Bosé. Hemos podido hablar con esas fuentes cerca de la sala donde se ha celebrado la vista, en el corto pasillo entre la puerta y los magistrados.

Miguel Bosé ha comparecido vestido de negro y esta vez, con la mascarilla preceptiva. Ha permanecido casi todo el tiempo  cruzado de brazos y atento a las declaraciones de los testigos y no ha cruzado la mirada con el padre de los niños. 

Lea también: El cara a cara de Miguel Bosé y Nacho Palau por la filiación de sus hijos

Miguel Bosé debía responder este lunes a la demanda de su ex pareja Nacho Palau que pide igual trato familiar, económico y cultural para los dos hijos que nacieron por gestación subrogada en 2011, quienes, unidos a los que había concebido de igual forma Miguel Bosé siete meses antes, formaban una familia. Los cuatro niños, dos y dos, no tenían la misma genética ni los mismos apellidos pero convivieron como hermanos durante ocho años y así se consideran ellos mismos.

El cantante y el escultor valenciano, pareja durante 26 años del hijo de Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé, rompieron en 2018, cuando vivían con sus hijos en Panamá. Palau regresó a España sin trabajo y sin recursos con sus dos hijos Yvo y Telmo, y se instaló en casa de su madre en Chelva, un pueblecito de Valencia. Por su parte, Bosé se fue a vivir a un barrio residencial de lujo en México D.F. y buscó para sus hijos Tadeo y Diego el mejor colegio de la capital.

Desde entonces, los niños se ven algunas semanas alternas en las vacaciones de verano, gracias a la demanda anterior de Palau para conseguir medidas cautelares que permitieran el contacto de sus hijos con los que llevan el apellido de Miguel.

El juicio de este lunes debía haberse celebrado en marzo, pero, debido a la pandemia, se retrasó hasta a este 19 de octubre. La cita era a las 9 de la mañana. Nacho Palau llegó con su abogado y parte de su familia, nervioso ante la multitud de cámaras que esperaban en la puerta. No sabemos a qué hora llegó el cantante de Linda, pero consiguió entrar por el aparcamiento e ir directamente a la sala. Ni siquiera tuvo que esperar en el pasillo que precede a la sala, donde hay unas sillas que ocupan los testigos.

El Juzgado también tuvo una deferencia especial para uno de los dos únicos testigos de Bosé, Fermín, una especie de secretario, intendente, mano derecha o cuidador de sus hijos, que vive con ellos en México y lleva o trae en el Ave a Valencia a los niños cuando les toca convivir con los hijos de Palau. Además, Fermín pudo sentarse, durante las dos horas de espera hasta que le llamaron a declarar, mientras la familia de Palau, se quedó de pie en el vestíbulo hasta el final de la vista. 

Testigos

Parece que el cantante solo quiso dos testigos: una amiga que compareció por vídeoconferencia desde México y el citado Fermín. Por su parte, el abogado de Palau, José Gabriel Ortolá, citó como testigo a José Luis Berlanga, hijo del inolvidable director valenciano, cuya casa de Somosaguas era contigua a la de la familia los Bosé Dominguín y compañero de juegos de Miguel desde niños, y amigo de la pareja durante el tiempo que estuvieron juntos. También ha sido testigo de la defensa la periodista María Eugenia Yagüe, que escribió en su día sobre los cuatro hijos de Miguel Bosé, y a Mónica, la secretaria de Miguel de toda la vida, hasta que fue despedida hace pocos años.

"Miguel está muy solo"

"Miguel está muy solo", contaba uno de ellos, "ese es su problema", se le ha oído decir. Nacho Palau no deja de repetir que con esta demanda solo quiere mejorar la situación de sus hijos, que vivan como lo hacían cuando compartían casa y vida con sus otros dos hermanos.

Juntos para siempre

Apenas 24 horas antes de la vista, Nacho Palau compartía en Instagram una imagen de cuatro niños de espaldas: "Hermanos para siempre", rezaba la nota junto a la fotografía. Si son hermanos e hijos de ambos, se concibieron en la misma familia, convivieron desde el principio de sus vidas... La Justicia decide.

Ver esta publicación en Instagram

#hermanosparasiempre

Una publicación compartida de Nacho Palau (@nachopalau) el







Comentarios 0