elEconomista.es

Kiko Rivera: infidelidades, adicciones y depresiones a cambio de 25.000 euros

18/10/2020 - 15:10

A sus 36 años, casado y con dos hijos, el primogénito de Isabel Pantoja continúa con las drogas, una dependencia que creíamos superada. Kiko Rivera confesó este sábado en Telecinco varias infidelidades, una adicción y una depresión. Y todo a cambio de un caché que fuentes de la productora del Deluxe sitúan en el entorno de los 25.000 euros.

El hijo de Francisco Rivera Paquirri desvelaba hace un año que había superado una adicción a las drogas gracias a "médicos, psicólogos, lucha y amor", pero ahora asegura que, aunque sigue limpio, no se ha librado de ese yugo: "Sigo teniendo dependencia de las drogas. Hay noches que no puedo dormir y hasta lloro. He preferido dejar de trabajar en la noche para no caer en las tentaciones, me cuesta muchísimo. Me han ofrecido droga mil veces", declaró.

Lo que más miedo le da es volver a caer en la adicción y admite que es difícil resistir: "Siempre tengo el demonio en el hombro y estoy en alerta roja.  He tenido recaídas. Ahora estoy bien, pero tengo muy malos pensamientos y como caiga otra vez en eso apaga y vámonos", dijo.

Lea también: Se filtran supuestos mensajes sexuales de Kiko Rivera a su ex Techi: "Siempre seré el que te pone a 20 uñas"

Culpa a las drogas de las infidelidades, engaños a su mujer, Irene Rosales. "Me siento muy mal por ello. El único culpable soy yo". Además, asegura que todo ocurrió mientras su mujer estaba centrada en el cuidado de su madre poco antes de que falleciera.

"He sido desleal a mi mujer muchas veces bajo los efectos de las drogas", declaró antes de arrepentirse. "Soy una persona muy complicada, que a veces ni me quiero. Mi vida no es ninguna fiesta. Algo tengo, por algo viene. Estoy en un momento muy jodido, estoy en el subsuelo, en el puñetero subsuelo. No se merece que piense así, yo sí que estoy hundido", continuó con dificultades para contenerse. Porque a Irene le debe mucho: "Si Irene no estuviese a mi lado igual no estaría vivo", anunció. Por otra parte, sus sentimientos están agravados por su situación profesional: "No soy feliz con lo que he conseguido en mi trabajo. Me siento defraudado, me siento un inútil".

Isabel Pantoja intervino en el programa cual madre coraje para dar cariño a su hijo y, con su voz entrecortada, fastidiada porque ya no le cuenta cosas, la tonadillera le dijo que ella siempre va a estar ahí para él, para apoyarle: "Nunca me lo habías dicho. Antes me lo contabas todo siempre .Necesito oírte a diario. No he podido porque tú estabas en tus cosas. Jamás en tu vida vas a estar en el suelo, nada más que cuando te toque. Mientras tenga tu madre vida, tu mujer que siente adoración por ti y una familia que nos morimos por ti, no vas a estar en el suelo, no te hemos dejado solo nunca", clamó por teléfono en directo.

"No quiero que sigas hablando de esos temas, Francisco, por favor. Eso te hace mal. Me hace mal. Quiero a mi hijo, al de siempre, al contento, al alegre, somos personas, estamos sanos, lo que tú estás pasando no es importante y te voy a explicar por qué: hay mucha gente que ha fallecido. Lo tuyo se puede curar, los que se han ido ya no", añadió.

"Lo tuyo se puede curar. Te pido, te suplico con toda mi alma y todo lo que te amo: tú no estás donde dices que estás. Por mí no te hubieras ido, tenías que habérmelo contado antes. Me he quedado trastornada", además de rogarle que no se preocupara por su futuro profesional. "Sabes lo mal que está el mundo de la cultura ahora. Si no puedes trabajar y tu mujer es la que tiene que llevar el dinero a casa no pasa nada, no debes sentirte mal. Jamás te dejaré que estés en el suelo ni triste. No te lo voy a permitir, te haces daño tú y haces daño a las personas que te queremos", sentenció.







Comentarios 0