elEconomista.es

Tamara Falcó desvela cómo es su relación con el servicio: "No es fácil llegar a ser un buen mayordomo"

16/10/2020 - 9:37

Tamara Falcó ha sorprendido al hacer una confesión sobre su vida privada. En concreto, sobre sus andanzas en la casa de su madre, Villa Meona. La hija de Isabel Preysler ha desvelado que la espectacular mansión de Puerta del Hierro, Madrid, está en obras. Además, ha hablado sobre la relación que mantiene con el servicio de la casa y ha confesado sentirse traicionada por su perra Jacinta. 

Debido a que los albañiles están pico y pala en su casa, tanto ella como su madre y Mario Vargas Llosa han tenido que cambiar algunos de sus hábitos: "Nos estamos apañando en la cocina que tenemos en la carpa. Pero todo va muy rápido, es que mi madre tiene un poco de enchufe en las cocina", contó entre risas este jueves durante su sección semanal en El Hormiguero.

Durante un momento de la charla, una de las hormigas le preguntó por su perra Jacinta, que está adquiriendo mucha popularidad en las redes sociales: "Creo que tu perrita Jacinta se ha hecho viral en redes y lo ha reventado: ¿Qué ha pasado?", a lo que ella respondió: "Tiene más comentarios que ninguna de mis fotos".

Lea también - Cuenta atrás para que Tamara Falcó sea marquesa de Griñón: el BOE publica su solicitud

La hija de Carlos Falcó, no obstante, reconoce que su perra es "una traidora" porque prefiere estar con el mayordomo de la Preysler antes que con ella: "Últimamente la estoy abandonando bastante y se va con la gente que tenemos trabajando en casa, concretamente con César, el mayordomo, y su mujer, que acaba de dar a luz, y se va con ellos porque la miman más".

Pablo Motos le comentó que su desplante puede estar motivado por las largas horas que la abandona para estar en televisión, a lo que ella espetó: "Puede ser, o que es una traidora por naturaleza, no lo sabemos".

Lea también - Tamara Falcó se pronuncia tras el reproche de Esther Doña: "Es un honor que mi padre pensara en mí"

Hablando del personal que tienen contratado, confesó que la mansión de 13 baños siempre está llena de vida: "En mi casa siempre hay gente, lo que se me hace raro es cuando no hay gente".

De esta forma, elogió el trabajo de Ramona, la cocinera que tienen contratada, y reconoció que por la noche cada uno se cocina sus "cosas". En cuanto al mayordomo, espetó: "No es fácil llegar a ser un buen mayordomo", señaló ante el asombro de Nuria Roca y Juan de Val que la acompañaban en la mesa.







Comentarios 0