Actualidad

María Pombo, en canal: de Álvaro Morata a su parto de Nochevieja... ¿Retransmitido en directo?

María Pombo es extremadamente joven: cumple 26 años este sábado, está embarazada de siete meses y sus emociones son una montaña rusa. Estuvo "a punto de llorar" cuando oyó su nombre en El Hormiguero, según confesó ella misma. "Llevo diez años viendo el programa y cuando he escuchado: 'Hoy viene a divertirse al programa María Pombo', casi se me caen las lágrimas, dijo la madrileña. 

"Unas 700.000 personas al día ven todo lo que digo", reconocía la influencer, que ha llegado a contar con 1.6 millones de followers y montar un negocio para el que trabajan unas 16 personas, además de ella. "Estoy más cómoda en mi Instagram que aquí, ahí puedo borrar lo que no me gusta, aquí es directo", comentaba a Pablo Motos.

Lea también: El bikinazo de María Pombo en el mar revienta Instagram: "Vaya diosa"

Lea también: Alice Campello y Álvaro Morata ya son padres de su tercer hijo en Turín

María Pombo, cuya relación con el Álvaro Morata la convirtió en famosa, se dio cuenta de que podía vivir de las redes cuando las marcas le propusieron pagarle: "Fue un mail hace cinco años: 'Oye María, te interesaría ponerte esta camiseta, tenemos doscientos euros para pagarte… y dices: 'Un momento, me están ofreciendo dinero'. Con lo cual ganan dinero si me pongo esta camiseta. Te das cuenta de que necesitas un equipo que te haga una estructura en torno a tu imagen", dijo a Pablo Motos este martes en su primera visita al programa de entrevistas de Antena 3.

"Que yo esté aquí no es casualidad, hay un gran equipo detrás que me ayuda con todo, desde un mánager, a un asesor, un fotógrafo, un videógrafo, de todo, es mucha gente, a lo mejor somos una media de 16 personas. Es que esto es una profesión real, aunque la gente no lo crea, es divertida, llamativa. Pero por detrás generas empleo siendo influencer", aclaraba.

"Tienes que generar contenido obligatoriamente, aunque  es verdad que en un día malo desconectas, pero en mis días malos me apoyo en mis seguidores. 24 horas y no hay descanso", comentaba.

"Si la foto es muy preparada tiene 60 mil likes, y dices: 'Vaya mierda pero, de repente, te haces una foto con el móvil y dices: 160 mil. Y ves que gusta a tu audiencia: las fotos naturales gustan más que las preparadas".

Ver esta publicación en Instagram

Mi favorita es la 4 ????????????????????

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

¿Quién influye en la influencer?

"Soy lo peor. Siempre me lo preguntan. Pero es que no me inspiro en nadie en concreto, me inspiro mucho en las cuentas de EEUU porque van un pasito adelante, y no sé, como que son más originales", confesaba.

Los haters: al psiquiatra

"Voy al psicólogo/psiquiatra por varios temas. Uno, porque llevo seis años trabajando en esto y tienes que gestionar tanto las cosas buenas, los comentarios de qué guapa eres y las cosas malas de ojalá te mueras, qué gorda estás, hay de todo y eso es suave. Luego se me ha juntado el embarazo, la enfermedad. Y he dicho: 'Voy a ir a que me ayuden a gestionar estas emociones y mantener los pies en el suelo. Se te puede ir fácilmente. Yo doy gracias a tener un equipo detrás que me hace tener los pies en el suelo y a mi familia", repetía la influencer.

"Hace cinco años, iba en el ascensor con mis padres, veníamos de una comida y ese día era la primera vez que me pedían fotos en un restaurante. Mi familia estaba flipando y mi padre me dijo: 'Recuerda que eres mortal'. Y dije: 'A este hombre se le ha ido la olla, y en casa me dice: 'Antiguamente en Roma los emperadores que ganaban las batallas tenían que ir con un esclavo detrás que le iba diciendo recuerda que eres mortal. Cada vez que se me va la olla recuerdo a mi padre diciéndome: 'Recuerda que eres mortal'.

Embarazo y esclerosis…

"Un poco estresante. Primero me entero que estoy embarazada, era mi sueño, desde pequeña siempre dije que quería ser madre. Superfeliz, pero en ese momento tenía síntomas raros que me olían a mí y a toda mi familia a esclerosis, que es lo que ha padecido mi madre desde hace 20 años. A los ocho días me dicen que tengo esclerosis múltiple y todo esto encerrados en casa, sin ver a familia ni a nadie, que ya de por sí estábamos estresados. Fue un momento de altibajos. Menos mal que es esclerosis. Prefiero una esclerosis, que la he vivido toda mi vida, y yo siempre me pongo en lo peor: tumor o cáncer no he tenido ningún caso en mi familia y cuando me dicen que es esclerosis dije: 'Estoy en casa, sé lo que es, sé que se investiga, sé lo que hay'. Es algo que nunca quieres, es una enfermedad para toda la vida, no te mueres de ella pero te mueres con ella. Dije: '¡Qué afortunada!, entrecomillas", relató.

"Sobre el embarazo, acabo de hacer siete meses, estoy estupenda y no me ha dado ningún problema. Obviamente las nauseas de todos los días. Como cuando vas en un barco, te mareas, pero no puedes vomitar del mareo que tienes, esa es la sensación. Lo tengo por las noches. O te levantas con dolor de cabeza... Coositas del embarazo…". No tiene ciática ni lumbalgia pero sí "los ardores son horribles, y contracciones, que se te pone la tripa dura, es desagradable. Como cuando se sube el gemelo", explicaba.

"El cuerpo de la mujer es tan inteligente que te va preparando para lo que vas a pasar. Yo me alegro porque si no hay esos síntomas algo no va bien. Bueno, no quiero decir cosas que no sé, pero si no notas al niño. Hay niños más tranquilos, y otros moviditos. El chaval es movidito, se va a llamar Martín. Me dicen que o el 31 de diciembre, igual es el primer niño del año. Me daría muchos followers… Mi marido dice: 'Aguanta, ponte un tamponcito... El parto no lo retransmitiré,. Me lo quedo para mí, no me lo he planteado. Voy a estar tan nerviosa y Pablo también. Mejor no verlo", manifestó.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin