elEconomista.es

Corinna, contundente contra la emérita: "Soy víctima del afán de venganza de la reina Sofía"


Corinna Larsen no deja títere sin cabeza en su última entrevista. La ex amiga íntima de don Juan Carlos ha tenido unas palabras para la reina Sofía, a la que ha vuelto a acusar de conspirar contra él para que abdicara. Además, ha reconocido que nunca la consideró como una "rival" sentimental, ya que el emérito llevaba 'separado' de ella desde hace tres décadas.

Lea tambiénCorinna describe la "guerra fría" de don Juan Carlos contra su nuera Letizia

"Creo que (don Juan Carlos) fue víctima de una conspiración para que abdicara. Él identificó muy claramente quiénes fueron y por qué", señaló en su demoledora entrevista a Ok Diario, haciendo referencia a una presunta conspiración que habría tenido lugar entre los años 2011 y 2013. 

La primera persona de la que sospechó el padre de Felipe VI fue su mujer: "En 2011 me dijo que se había enterado de que en Palacio se mantenían conversaciones secretas a sus espaldas. Identificó de forma muy directa a la reina Sofía y que su relación se había vuelto tan disfuncional que era ya hostilidad apenas oculta", asegura la alemana.

Según Corinna, para don Juan Carlos la gran aspiración de la reina era ver a su hijo ocupar el trono español: "Y dijo que ella sólo se había quedado ahí tanto tiempo para ver a su hijo ascender al trono, y que estaba deseando que Felipe fuera ya rey porque tenía más influencia sobre su hijo que sobre su marido. Esas fueron sus palabras precisas".

Por tanto, para ella hubieron personas dentro de palacio que conspiraban junto a la reina Sofía para 'acabar' con el rey: "Así que es obvio que tuvo que haber personas que apoyaran sus ambiciones desde dentro. Las intrigas palaciegas han sido un elemento de la historia durante cientos de años", señala.

Lea también - La confesión del rey Juan Carlos a Corinna: "Tengo dos frentes contra mí. Mi mujer y Mariano Rajoy"

Al mismo tiempo, asegura que Mariano Rajoy fue uno de los aliados de Sofía, tal y como presuntamente sospechaba Juan Carlos I: "Más adelante, en 2011, también dijo que pensaba que el primer ministro Mariano Rajoy no veía a Juan Carlos positivamente y estaba posiblemente tratando de reducir su poder y debilitar la institución de la monarquía. Esto es lo que me dijo. Y pienso que por supuesto el escándalo Nóos a finales de 2011 creó una crisis monumental para la Familia Real", matiza.

Para ella, el caso Nóos, que provocó la entrada en prisión del marido de la infanta Cristina supuso un antes y un después: "Fue la primera vez que la gente empezó a hacer preguntas sobre las gestiones financieras de la Familia Real, y en particular, sobre las gestiones financieras y la participación de Juan Carlos en los turbios asuntos de Urdangarin".

Fue el detonante de su abdicación: "Esto fue lo que puso todo el proceso en marcha. Así que pienso que los primeros años yo lo veía y él se veía como alguien a quien estaban expulsando. Había gente presionando para que abdicara. Por supuesto lo lograron. Abdicó en 2014".

La reina Sofía... ¿una rival para Corinna?

Corinna nunca consideró a la esposa de su amante una rival: "No, no tenía motivo para verla como una rival. El rey me explicó desde el principio, porque le pregunté –no quería meterme en medio de una disputa familiar– lo que pensaría su esposa, cuál sería su postura si él entrara en una relación más seria", explica. 

Lea también - Corinna ataca a Felipe VI: "No puede decir que no tiene nada que ver con las finanzas de su padre"

El emérito le argumentó que su matrimonio solo funcionaba de cara a la galería: "Y él me explicó claramente que Franco había arreglado aquel matrimonio inicialmente y que se habían distanciado después de que nacieron los hijos y que llevaban vidas separadas. Dijo que tenía un acuerdo con la Reina para representar a la Corona, pero que llevaban vidas totalmente separadas". 

En este sentido, recalca que los dos llevaban 'separados' ya tres décadas: "Era más de 30 años. Mucho tiempo. También había salido de una relación de 20 años o así con Marta Gayá, o eso me dijo entonces. Así que me dijo que no sería problema. Por tanto, nunca la consideré en modo alguno una rival", asegura, antes de señalar que se sentía en cierto modo sometida a la reina: "Diría, respondiendo a su pregunta inicial, que soy víctima más que nada del afán de venganza de Sofía", sentencia.







Comentarios 0