elEconomista.es

Así es Nancy Pelosi, la demócrata que iba para monja y que crispa a Donald Trump tras su aislamiento por Covid-19

2/10/2020 - 13:11

Donald Trump (74) ha puesto patas arriba Estados Unidos tras anunciar que tanto él como su esposa, Melania, se han contagiado de Covid-19. La presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi (80), es la llamada a sustituirle durante el tiempo que el mandatario y el vicepresidente, Mike Pence (61), estén aislados. Sin embargo, desde Estados Unidos aseguran que también debería permanecer en cuarentena.

Lea también - Melania Trump, aislada por Covid-19, estalla en unas grabaciones secretas: "Dadme un jodido descanso"

Trump y Pelosi mantienen una batalla dialéctica sin precedentes especialmente desde 2019, cuando empezó a ser uno de los principales quebraderos de cabeza del republicano tras ocupar la presidencia de la Cámara y convertirse en el látigo del impeachment hacia él. Sin ir más lejos, este jueves, antes de tener lugar el tradicional discurso sobre Estado de la Unión, el mandatario le negó el saludo con la mano, despertando una gran repercusión al otro lado del charco.

Nancy Patricia D'Alesandro, como así se llama, es todo un icono de la política estadounidense. Llegó al mundo en 1940 y creció en Baltimore, ciudad en Maryland situada cerca de la capital, Washington. Tiene raíces europeas porque su madre llegó a Estados Unidos como inmigrante de Italia. La pasión por la política le viene de casta pues su padre fue congresista y alcalde de Baltimore hasta en tres ocasiones. Es la menor de siete hermanos y también la única mujer.

Pelosi estudió en el colegio católico Trinity College por expreso deseo de su madre, que quería que en el futuro se convirtiera en monja: "Siempre quiso que yo fuese monja, pero yo en todo caso habría querido ser cura, porque me parecía que había algo más de poder ahí", confesó la propia Pelosi hace unos años sin reparo.

Pelosi pensó en estudiar Derecho, pero la imagen de la mujer tradicional que se tenía entonces hizo que se decantara por formar una familia y no se dedicara completamente a su gran pasión: la política. En 1963 le dio el "sí, quiero" al empresario inmobiliario Paul Pelosi, con el que tuvo cuatro hijas y un único hijo. No obstante, durante este tiempo ya formaba parte del partido demócrata.

Lea también - Donald Trump y Melania, positivos en las pruebas por coronavirus: "Saldremos de ésta juntos, dice el presidente de EEUU"

Su carrera política dio un gran salto en la década de los 80 cuando la congresista Sala Burton la nombró como su sucesora cuando ya veía la muerte a la vuelta de la esquina tras el cáncer de colón que le diagonosticaron. Ella aceptó el escaño y en 1987 comenzó realmente su meteórica carrera en la política estadounidense, hasta hoy que podría sustituir a Donald Trump si finalmente no la aislan por Covid-19.

En cuanto a sus hijas más conocidas, a una de ellas, Christine, también le ha salido la vena política de su madre y su abuelo. La hija de Pelosi es estratega política dentro de su propio partido. La otra más popular es Alexandra, directora de documentales que se distribuyen con éxito en HBO. Nancy también tiene otros tesoros por los que pierde los vientos, nada más y nada menos que ocho nietos que colman al matrimonio de alegrías. Al margen de la política cabe destacar que desde hace poco está al frente de un viñedo en Santa Helena, en California.







Comentarios 0