elEconomista.es

Adara Molinero se opera el pecho de nuevo debido a sus "muchísimos dolores"

30/09/2020 - 15:53

Adara Molinero se ha visto obligada a pasar de nuevo por el quirófano para operarse otra vez el pecho por los fuertes dolores que sufre en esta parte del cuerpo desde la primera intervención. La influencer ha dado la noticia y ha expresado sus temores ante sus más de 873.000 seguidores de Instagram.

"Estoy nerviosísima. El caso es lo que voy a hacer, llevaba mucho tiempo pensando en si contarlo o no, pero es que voy a estar desaparecida, así que lo tengo que contar. Mañana a las 8 de la mañana me voy a operar del pecho", anunciaba a sus fans en sus stories de Instagram.

Lea también - Adara Molinero incendia la red con un explosivo posado en bañador desde Ibiza

La ganadora de GH VIP desvelaba el motivo principal de esta nueva operación: "Desde hace bastante tiempo estoy sintiendo muchísimos dolores, me molestan un montón las prótesis, sobre todo cuando me tumbo de lado. La prótesis se me va para el lateral y me duele mucho», decía mostrando a la cámara la parte que le duele.

Adara no podía dar más detalles, puesto que el asunto de su operación anterior está en manos de sus abogados: "No puedo hablar mucho sobre este tema porque sería hablar de la otra operación que me hicieron, entonces el tema de esa operación está en manos de mis abogados. El día que esté resuelto podré hablar con mucha más claridad", explicaba.

Aprovechando su paso por el quirófano, Adara confesaba que va a rebajarse la talla del pecho: "Me lo voy a dejar muchísimo más pequeño porque quiero comodidad, os lo voy a ir contando todo", contaba a sus fans, antes de disfrutar de una cena con su novio, Rodri, también exconcursante de GH.

Junto a él acudía a primera hora al centro médico, según mostraba en la red social. "Ya estamos yendo para allá, estoy atacada, súper nerviosa, fatal… Desde el hospital, estoy sin comer, beber… me muero de hambre", declaraba Adara, que también contaba con el apoyo de su madre, Elena Rodríguez, quien también le ha acompañado al hospital.

"Al ser la segunda operación estoy peor, porque tengo miedo de que me quede bien, que me arreglen lo que tenía mal. Tengo ganas de reír, llorar… Cuando salga del quirófano os informaré de que todo ha salido bien, o eso espero", decía desde la habitación, antes de entrar a quirófano, acompañada por su novio y su madre.







Comentarios 0