elEconomista.es

Meghan Markle, acusada de enchufar a su madre como ejecutiva en una empresa de Los Ángeles

28/09/2020 - 17:44

En esta ocasión, Meghan Markle no se ha convertido en noticia por ella misma sino por su madre, Doria Ragland. Su progenitora ha sorprendido y mucho al convertirse en pluriempleada a los 64 años. Ha alcanzado los puestos de directora ejecutiva, financiera y secretaria de una empresa con sede en el exclusivo barrio de Beverly Hills en Los Ángeles.

La suegra del príncipe Harry desarrollará sus labores en la empresa Loving Kindness, que se dedica al cuidado de personas de la tercera edad. Esta noticia ha dejado atónitos a los vecinos de la zona, ya que piensan que no está capacitada para llevar a cabo responsabilidades tal calibre, tal y como aseguran algunos tabloides británicos como Express.

En este sentido, consideran que los tres importantes puestos no se los ha ganado por méritos propios, sino por "enchufe profesional" de su hija. Alegan además que se trata de un clarísimo ejemplo de "intrusismo laboral". 

Lea también - Meghan Markle, en cueros en la televisión americana: abran paso a la nueva estrella de EEUU

Antes de conseguir este puesto, la madre de Meghan ha tenido diferentes trabajos. En su juventud fue nada más y nada menos que maquilladora de la versión estadounidense de la serie Hospital Central, donde casualidades de la vida conoció a Thomas, el polémico padre de la duquesa de Sussex que se dedica a verter perjudiciales declaraciones sobre ella y que por aquel entonces era técnico de iluminación en esta ficción. 

Cuando su hija oficializó su relación con el príncipe Harry y se comprometieran, Ragland dejó su puesto de monitora de yoga y pasó a ser trabajadora social en una clínica de salud mental. Después de que los dos se dieran el "sí, quiero" en mayo de 2018, Doria dejó este trabajo. El último oficio que ha tenido ha sido el de diseñadora de joyas artesanales en Los Ángeles.

Lea también - Donald Trump responde a Meghan Markle: "Mucha suerte a Harry, porque la va a necesitar"

Mientras Doria hace frente a su nuevo trabajo, Meghan y Harry continúan con su día a día en su mansión de 14 millones de dólares de Santa Bárbara, donde viven tanto con el pequeño Archie como con la propia Doria. Estos días han protagonizado un sonado cruce de declaraciones con Donald Trump, con el que no comparten su ideología: "Mucha suerte a Harry, porque la va a necesitar", le espetó el presidente a Meghan tras un vídeo en el que la duquesa animaba a los estadounidenses a votar y en el que confesaba que su voto iría dirigido a Joe Biden.







Comentarios 0