elEconomista.es

Ana Soria, abucheada en la plaza de toros de Granada mientras toreaba Enrique Ponce

27/09/2020 - 10:42

Enrique Ponce no estuvo fino con su primer toro y parte del público achacó la falta de estilo del diestro a las supuestas distracciones de Ana Soria, presente en la grada de la plaza de toros de Granada. 

Este sábado, el marido de Paloma Cuevas ha toreado en la plaza de toros de Granada y ha contado con la presencia de Ana Soria en la grada. La joven ha querido estar con su novio en la ciudad donde vivía hasta hace muy poco. Pero, según cuentan en Socialité, no a todo el mundo le agradó la presencia de la joven estudiante, que acabó abucheada y encarándose con quienes la gritaban. De hecho, según el programa de María Patiño, tuvo que abandonar el recinto. También aseguran en Telecinco que la estudiante no guardó en todo momento las medidas de sanidad impuestas por la pandemia, ya que no mantuvo la preceptiva distancia de seguridad con una de las personas que estaba con ella mientras Ponce toreaba.  

Lea también - Ana Soria, de estudiante a modelo: a la novia de Enrique Ponce le ofrecen ser la imagen de una firma de moda

Hasta que tuvo que marcharse, Ana estuvo muy pendiente del torero, que tampoco le ha quitado ojo de encima, además de acercarse en varias las ocasiones a hablar para recibir el calor de la joven que le ha devuelto la ilusión. Esto no pareció agradar todo el público, que tachó estos momentos de distracciones para el que se supone que debía prestar toda su atención a la faena.







Comentarios 2

#1
27-09-2020 / 14:09
artesano
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Debe tratarse de los puristas del toreo, que saben mucho sobre cornamentas.

#2
27-09-2020 / 14:15
artesano
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Que conste que a diferencia de esos puristas respeto al máximo la intimidad y privacidad de los afectados y me importa un bledo lo que hagan en su vida privada e incluso pública, jamás he pisado una plaza de toros porque no entiendo de toros como tampoco he estado en un combate de boxeo, porque no entiendo ni me interesa. Lo que no veo de recibo es que cualquiera se convierta en juez de la conducta de los demás, incluido Mertín Cosborne. Nadie tiene derecho a opinar sobre la vida íntima de nadie. El mundo de los cuernos es demasiado complicado para mí.