elEconomista.es

Carrie Symonds incendia al Reino Unido con sus polémicas y lujosas vacaciones por la costa italiana

25/09/2020 - 12:51

Carrie Symonds, la prometida del primer ministro británico Boris Johnson, ha levantado la polvareda en Reino Unido tras ser fotografiada mientras disfruta a tutiplén de unas lujosos vacaciones por la costa italiana. La primera dama británica, que ha viajado junto al hijo que tiene con el político y varias amigas, disfruta de sus días de descanso mientras la situación en Gran Bretaña se empeora por segundos ante las puertas de una segunda ola de rebrotes por la pandemia.

La mujer del líder de los Tory se alojó varios días en una de las zonas más lujosas y turísticas de Italia, en el área del lago de Como, en Lombardía, tal y como recoge el Daily Mail. En concreto, se hospedó junto a su trupe en el Grand Hotel Tremezzo de cinco estrellas, cuyo alojamiento ronda entre los 700 euros de las habitaciones más modestas a los 4.000 de las pomposas suites.

El famoso hotel es de estilo clásico. Un palacete que incluye algunas instalaciones de ocio como spa, sauna y pistas de tenis. Además, cuenta con unas increíbles vistas al lago para contemplar los mágicos atardeceres. El mismo tabloide también la ha fotografiado saliendo de uno de los restaurantes más exclusivos de la zona, donde la especialidad es la lubina con tomates, alcaparras y aceitunas.

Lea también - Las polémicas vacaciones de Boris Johnson y Carrie Symonds: un granjero les manda de vuelta a casa

Varias personas que coincidieron en el espacio y tiempo con ella desvelaron al mismo tabloide cómo la encontraron: "Carrie parecía muy relajada. Ella estaba sonriendo y riendo con sus amigos. Era como si no le importara nada en el mundo. Fue una sorpresa verla de vacaciones, especialmente porque estamos en medio de una pandemia", aseguraron.

Por si fuera poco, también se fue de excursión en barco con las tres amigas que la acompañaban. Una embarcación privada que cuesta unos 300 euros al día. En ninguno de estos momentos se despegó del pequeño Wilfred, el retoño al que dio a luz en pleno confinamiento, con el que paseó mientras lo llevaba en una mochila de niños. 

Lea también - Boris Johnson y su cambio radical tras vencer al coronavirus: Estaba demasiado gordo

El viaje de Symonds ha levantado ampollas entre muchos británicos, que consideran que no es el momento adecuado para gozar de unas vacaciones de este calibre. Reino Unido se encuentra a las puertas de una segunda oleada de contagios por Covid-19, por lo que se han endurecido algunas medidas para frenarla.

Semanas atrás Symonds ya disfrutó de otras vacaciones junto a Johnson. Los enamorados estuvieron 'escondidos' en mitad de la naturaleza, causando molestias a algunos granjeros de la zona que los mandaron de vuelta a casa







Comentarios 0