elEconomista.es

La factura de don Juan Carlos en Abu Dabi tras un mes y medio asciende a la friolera de 264.000 euros

22/09/2020 - 17:11

Han pasado 50 días desde que el rey Juan Carlos anunciara su salida de Zarzuela y 35 desde que la Casa Real resolviera la incógnita sobre su paradero: Abu Dabi. El padre de Felipe VI se aloja desde su partida en el Emirates Palace, conocido como uno de los hoteles más caros del mundo. Según ha trascendido, la factura del emérito iría ya por los 264.000 euros.

6.000 euros es lo que cuesta la noche en la suite en la que se aloja, según desveló El Español hace unos días. Un precio en el que tan solo iría incluido el alojamiento. La suite particular en la que se hospeda tiene nada más y nada menos que 280 metros cuadrados. Tiene increíbles vistas al mar y una amplia terraza para contemplarlas y disfrutarlas con calma.

Lea tambiénDoña Sofía intentó en los 90 que Juan Carlos I abdicara en Felipe y quedarse ella como regente

La habitación "ofrece una arquitectura excepcional y un confort ultralujoso" con "adornos de oro, delicadas sedas y candelabros de cristal Swarovski". El marido de doña Sofía se relaja sobre una cama King Size y también en un jacuzzi en el baño. En el conjunto del hotel, hay un total de 22 suites como la del rey, todas construidas para los Jefes de Estado que decidan hospedarse allí. 

En total, el hotel cuenta con 394 habitaciones y suites. A parte de las mencionadas, se encuentran otras todavía más exclusivas como la Palace, que cuenta con tres dormitorios, 680 metros cuadrados y cuesta la friolera de 12.600 euros la noche. Las restantes son habitaciones algo más modestas que tienen 100 metros cuadrados. Todas y cada una de las habitaciones cuentan además con un servicio exclusivo de mayordomo disponible durante las 24 horas al días.

A pesar de tantos lujos, el abuelo de la princesa Leonor estaría echando de menos España. "Chicos, cuento los días que me faltan para volver", le habría dicho a su círculo de amigos más cercano, tal y como desveló la periodista Pilar Eyre. 

Lea tambiénLa reina Sofía, dolida y sorprendida por las confesiones de Corinna sobre el rey Juan Carlos

No es la primera vez que se aloja allí, pues es uno de los destinos favoritos del monarca a la hora de pasar unos días de descanso. Se trata de una fortaleza a prueba de paparazzi con una bahía natural privada y una playa de 1.300 metros de extensión. La nueva residencia del rey es un símbolo nacional del país y representa la grandeza. Solo unos pocos privilegiados pueden disfrutar de una estancia allí.

Uno de sus grandes reclamos es su impresionante ubicación, con playa privada de 1,3 kilómetros y unas vistas de la ciudad exclusivas. También sus salones y rincones, que están realizados para transportar al huésped a un entorno en el el lujo se eleva a la máxima potencia.

Otro de los puntos fuertes del hotel son las instalaciones exteriores, donde se encuentra una piscina de gran tamaño, otra que simula la corriente de un río y hasta un parque acuático. También posee un campo de golf, pista de tenis y squash, otra para pasear en bicicleta, cancha de baloncesto; y cómo no, múltiples jardines en los que pasear.

La última vez que viajó allí fue en noviembre de 2019, cuando disfrutó del Gran Premio de Abu Dabi, la última carrera del Mundial de Fórmula 1. En 2018, también acudió a la despedida de Fernando Alonso del gran circo mundial.







Comentarios 0