elEconomista.es

Álvaro Morata cumple la voluntad de su mujer: regresan a Italia antes de tener a su tercer hijo

22/09/2020 - 11:28

Poco más de un año y medio ha durado la aventura de Álvaro Morata en España y, por ende, en el Atlético de Madrid. El delantero madrileño y su mujer, Alicia Campello, regresan a Turín (Italia), tierra que vio nacer su amor, para fichar por la Juventus, equipo en el que ya militó en el pasado. No lo hacen solos: llegan acompañados de sus gemelos, Leonardo y Alessandro, y con el tercer hijo a punto de nacer, un bebé que se llamará Edoardo.

Morata y Campello comienzan una nueva etapa en el país de la influencer, quien estaba deseando volver a casa. Quería estar cerca de su familia, los Campello. Echa de menos a su padre, Andrea Campello, propietario de Campello Motors, una red de concesionarios que distribuye en exclusiva modelos de Fiat y Jeep en el norte de Italia. Se calcula que esta empresa tiene un stock diario de 1.000 vehículos y una facturación anual de unos 70 millones de euros, lo que le ha permitido amasar una importante fortuna.

La voluntad de su mujer es una de las razones por las que Álvaro pidió al Atleti que considerara su salida rumbo al conjunto juventino, donde compartirá ataque con Cristiano Ronaldo, un viejo amigo, ya que también coincidieron en el vestuario cuando ambos estaban en el Real Madrid.

Italia también es un lugar muy especial para Álvaro. Allí conoció a Alice en marzo 2016, cuando se quedó prendado de ella desde el primer momento. "Soy el más feliz del mundo" o "Has cambiado mi vida", le escribía el futbolista a su ahora mujer una semana después de verla por primera vez. En aquellos momentos, el atacante jugaba para la Juventus.

También se casaron en tierras italianas, concretamente en Venecia, en junio de 2017. Fue una romántica ceremonia de cuento de hadas en la ciudad de los canales. Tres años después, vuelven casi como familia numerosa, pues es probable que nazca allí su tercer retoño, cuya llegada está prevista para las próximas semanas.







Comentarios 0