elEconomista.es

Amador Mohedano, al límite: "Tenía un ático y me he planteado tirarme"

17/09/2020 - 0:38

Amador Mohedano ha abierto las puertas de su casa para todos los concursantes de Ven a cenar conmigo Gourmet y también ha abierto su corazón para hablar de aspectos de su vida de los que nunca ha hecho referencia públicamente. Miguel Frigenti ha sido el encargado de sacarle todo lo que llevaba dentro con una pregunta tras de otra.

El hermano de Rocío Jurado ha confesado que en su juventud tenía mucho éxito con todo tipo de personas: "Yo he ligado tela, yo he gustado mucho a las mujeres y a los homosexuales, de toda mi vida", decía después de que Frigenti viera una fotografía del pasado y reconociera que Amador estaba muy bien.

Entre esas fotografías también había una de Rocío Carrasco, lo que ha entristecido el rostro a Amador Mohedano por la nula relación que hay entre ellos dos: "Me da mucha pena que haya cambiado tanto la película, me siento enfadadísimo con cómo ha tratado a la familia".

Lea también - Rocío Carrasco y Fidel Albiac explotan contra Amador Mohedano: emprenden acciones legales contra él

Amador también ha hablado de algunos de los peores momentos de su vida, como su separación con Rosa Benito. El que fuera representante de famosos ha asegurado que tuvo un momento de locura en el que se le pasaron por la cabeza muchas cosas: "Yo he estado solo y he estado mal, yo tenía un ático y me he planteado tirarme. Yo he estado en dos psicólogos. Me tiré dos horas con él, solamente", ha confesado.

En su charla con sus comensales, Mohedano también se refirió al museo de Rocío Jurado y a su disputa con su sobrina: "Ese museo lo he hecho yo, hasta hace dos años, era el sueño de mi hermana. La llamé a Rocío y la dije lo del museo y me dijo: 'Ay tito, eres el mejor, quién mejor que tú que eres el que conoces la historia de mamá'. Mi sobrina es la heredera universal, si está de buen rollo, está de buen rollo, si no lo está, pues no lo está. Ella pidió unas exigencias que no eran lógicas, quería un porcentaje por las entradas, por el merchandising...".

Amador Mohedano ha terminado la velada en su casa con el micrófono en la mano y cantando una canción que es una declaraciones de intenciones para la que un día fue su mujer: "Rosa María, Rosa María si tú me quisieras...". 







Comentarios 0