elEconomista.es

Pablo Rivero nos presenta a su novio y al hijo que tienen en común: "Somos tres chicos"

15/09/2020 - 8:59

Pablo Rivero, el actor que lleva más de la mitardde su vida haciendo el papel del mayor de los dos hijos varones de Omanol Arias y Ana Duato en Cuéntame cómo pasó, ha publicado su segunda novela y ahora habla por primera vez en las redes sociales de su vida privada.

A sus 39 años, el intérprete ha sorprendido a sus miles de seguidores con una fotografía en la que presenta formalmente a su familia. Por primera vez, habla del chico con el que mantiene una relación y del hijo que ambos tienen en común, utilizando para ello una imagen en blanco y negro en la que aparecen los tres agarrados de la mano a punto de adentrarse en el mar. "Sabéis que no soy muy dado a publicar fotos de mi vida privada, sobre todo por mantener a mis seres queridos al margen del rollo que es la exposición mediática", dice. "Esto no implica que haya mantenido en secreto mi vida familiar. Ni mucho menos, no puedo estar más orgulloso de ella. En casa somos tres chicos y no podemos ser más afortunados por la familia que formamos y por la gente maravillosa que tenemos a nuestro lado", añade antes de pedir "respeto, intimidad y felicidad para todos".

El actor se muestra orgulloso por su novio y por su hijo en una publicación que ha recibido muchos likes. Famosos como Vanesa Romero, Lydia Bosch, Jaime Cantizano o Félix Gómez no han tardado en alabar el gesto.

Pablo, que además de actor es escritor, está en promoción de su segunda novela, Penitencia, y hace unos meses hablaba para la revista Hola, de su vida: "Solo no estoy...", decía.







Comentarios 1

#1
15-09-2020 / 18:29
lUIS
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Con el dinero que gana tiene para adoptar o gestar mediante subrogación los hijos que quiera. Ya me gustaría a mí, ya...


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.