elEconomista.es

La camarera que acusó a Dominique Strauss- Kahn, ex director del FMI, de agresión sexual habla: "Ese caso arruinó mi vida"

9/09/2020 - 16:06

Era 14 de mayo 2011 cuando una camarera del neoyorquino hotel Sofitel acusó de agresión sexual a Dominic Strauss-Kahn (71), en aquellos momentos director del FMI y candidato a presidir Francia. La presunta víctima, Nafissatou Diallo, afirmó que el exministro galo le había obligado a practicarle sexo oral en su habitación, la suite 2806.

Las acusaciones llevaron a DSK a pasar más de dos meses en prisión. El fiscal de Manhattan, que había iniciado el proceso contra él, reconoció que la camarera había ofrecido un relato inconsistente y retiró los cargos de violación. Lo único que se pudo demostrar es que Nafissatou Diallo y el director del FMI mantuvieron un encuentro sexual inferior a seis minutos en la habitación 2806 y que él consumó la relación.

En diciembre de 2012, Strauss-Kahn llegó a un acuerdo millonario con la denunciante, a la que habría pagado seis millones de euros según Le Monde. El caso quedó cerrado, pero la reputación de DSK quedó muy tocada, renunciando a su candidatura a la presidencia de Francia y afrontando desde 2012 un juicio con acusaciones de proxenetismo agravado. También anunció su divorcio de Anne Sinclair, una acaudalada periodista francesa.

Lea también - Strauss-Kahn: de presunto violador y proxeneta a magnate en Marrakech

Once años después del escándalo sexual, aquella camarera del hotel de Nueva York, Nafissatou Diallo, toma la palabra en la revista Paris Match: "El caso DSK arruinó mi vida", dice contundente Diallo desde una iglesia situada en el distrito neoyorquino de Brooklyn.

La denunciante en el caso de presunta agresión sexual de Strauss-Kahn mantiene su versión de los hechos y confirma haber sido víctima del exdirector del FMI. Además, avisa que contará su historia en un libro que está en elaboración y saldrá en los próximos meses.

Las palabras de Diallo vuelven a hacer resurgir los fantasmas del oscuro pasado de Strauss-Kahn, quien hace años decidió dejarlo todo atrás y marcharse a Rabat. Allí encontró el amor de nuevo junto a Myriam l'Aouffir, una experta en comunicación 20 años menor que él nacida en Marruecos. Se dieron el "sí, quiero" el 7 de octubre de 2017 y desde entonces llevan una discreta existencia en Marrakech, donde se instalaron hace un par de años.







Comentarios 0