elEconomista.es

"Rocío Carrasco no perdonará nunca a su hija": la sentencia de Carmen Borrego que destroza a Rocío Flores

9/09/2020 - 12:13

Carmen Borrego concede una entrevista en exclusiva este miércoles en la que confiesa el delicado momento económico por el que pasa pero, sobre todo, habla del drama familiar de Rocío Carrasco con su hija, Rocío Flores. La hija de María Teresa Campos, en calidad de gran amiga de Rociíto, se muestra rotunda: "Rocío Carrasco nunca perdonará a su hija".

Lea también - Rocío Carrasco demanda a Antonio David por acusarla de "mala madre"

Para Borrego, no hay vuelta atrás en su relación: "No creo que Rocío Flores recupere a su madre. A lo mejor algún día tienen un encuentro, pero no van a tener una relación de madre e hija", dice tajante en Lecturas. "Rocío Flores se equivocó de más joven y quizá tiene que pedir perdón", alega.

Lea también - Rocío Flores recupera una foto junto a su hermano para lanzarle una pullita a Rocío Carrasco

La hermana de Terelu Campos asegura que la bronca que distanció a madre e hija traumatizó a su gran amiga: "A lo mejor a su madre le ha podido hacer tanto daño que se ha quedado paralizada en eso. Y es incapaz de perdonar", explica Carmen, quien, eso sí, admite que ella no actuaría así: "Yo, como madre, actuaría de otra manera a como lo hace Rocío Carrasco, pero tampoco he vivido lo que ha vivido ella. Ha sufrido mucho. Que no hables de nadie de tu familia y que ellos se dediquen a hacer lo que hacen...".

Además, Borrego piensa que Rocío Flores no pone todos sus esfuerzos en reconciliarse con su madre: "Dice: 'Quiero ver a mi madre sobre todo por mi hermano'. ¿Por qué no eres más contundente? Quiero ver a mi madre porque quiero, no por mi hermano", le dice.

Confiesa sus problemas económicos

Carmen Borrego está atravesando por una situación económica muy delicada: "No estoy pasando un buen momento económico. Gano la mitad de lo que ganaba (...) Algunos meses tengo problemas para llegar. No vivo como vivía antes. No vivo por encima de mis posibilidades", reconoce la tertuliana, que se arrepiente de haber dejado su puesto de directora de programas: "Estoy cabreada. Tengo 53 años y hace cinco tomé la decisión de cambiar mi vida profesional. Creo que he cometido un gran error. Me arrepiento. He estado detrás de las cámaras, quizás esto me da el poder saber lo que se está haciendo…".







Comentarios 0