elEconomista.es

Iñaki Urdangarin, tras el tercer grado: sabemos dónde vivirá y en qué trabajará

7/09/2020 - 11:05

Iñaki Urdangarin está a un paso del tercer grado penitenciario después de que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria se haya mostrado favorable a la concesión de este régimen de semilibertad. Tras el dictamen judicial, el abogado del marido de la infanta Cristina, Mario Pascual Vives, ha tomado la palabra para desvelar qué hará y dónde vivirá el exduque de Palma cuando reciba el tercer grado. 

No obstante, el letrado ha dejado claro que "tardará bastante" en recibir el régimen de semilibertad porque la Fiscalía va a recurrir la decisión del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria: "Intuyo que recurrirá y habrá que esperar lo que diga Palma", ha declarado a Europa Press.

Lea también - La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin retoman su vida conyugal con el tercer grado

Pascual Vives también ha hablado del voluntariado de Iñaki en el Hogar Don Orione, un trabajo que volvió a retomar hace unos días tras el rebrote de coronavirus que sufrió el centro en agosto: Le gusta mucho ir allí, le gusta mucho sí. Esperemos que pueda hacerlo mucho tiempo", ha señalado. Eso sí, espera que no le afecte un posible confinamiento en Madrid: "El tema es que si hay confinamiento Madrid es una zona muy sensible ahora...".

El abogado también ha asegurado que su cliente "aumentará" el voluntariado cuando reciba el tercer grado. "Irá todos los días", ha anunciado. Por el momento, el yerno de los Reyes solo acude uno o dos días entre semana. Allí ejerce como monitor deportivo.

Pascual Vives, además, ha desvelado dónde vivirá Iñaki: "En la cárcel. Estará trabajando en Don Orione constantemente e irá a dormir a la cárcel como todos los que tienen tercer grado", ha explicado el letrado, que ha tirado de ironía al hablar sobre la situación de su cliente: "Como todos los que ya disfrutan el tercer grado como sabes usted. Hay otros que ya lo disfrutan ¿sabe? ¿qué curioso verdad? (...) Hay otras personas que lo tienen ¿sabe usted? Qué curioso que unos lo tengan y otros no".

Eso sí, Mario prefería morderse la lengua y no dar su opinión sobre el asunto: "Diría muchas cosas pero es mejor que no las diga porque llevo nueve años así y mejor que no las diga", ha concluido.







Comentarios 0