Actualidad

Esther Doña se pone a trabajar: la viuda del marqués de Griñón ficha por TVE y concede su primera entrevista televisada

Han sido meses muy duros para para Esther Doña. A sus 42 años ha tenido que hacer frente al fallecimiento de su marido, Carlos Falcó, debido a las consecuencias del coronavirus, y dirimir con los hijos, con quienes no se lleva especialmente bien, sus condiciones para abandonar el Palacio del Rincón, de donde salió hace meses. De la herencia del marqués prácticamente no le ha llegado nada y la pensión que le queda es ridícula a causa del corto espacio de tiempo que estuvo casada con el aristócrata.

El verano ha sido muy triste para Esther. El pasado 22 de julio se cumplían tres años de su boda con Carlos Falcó. Ahora, de la familia de su marido solo tiene trato con una prima, Verónica Fernández de Córdoba, y su círculo social se ha reducido mucho tras quedarse viuda. A finales de julio viajó a Málaga, donde se encuentra su familia. Lejos quedan las escapadas a Menorca o a Marbella y Cannes. Este fin de semana, estaba confirmada su presencia en los premios Escaparate, donde iba a recoger un premio póstumo para el marqués, pero finalmente no asistió.

Lea también: Esther Doña: viaje a los barrios de Málaga que conocen su misterioso pasado

Pero hay que vivir, e intentando retomar poco a poco su futuro, ha fichado por TVE, según ha anunciado la cadena. Allí colaborará en el magacín matinal, en la sección de crónica social.

De momento, el día 7 concede al programa una entrevista, probablemente una de las más esperadas de la crónica social.

La vida de Esther ha cambiado en apenas unos meses. Además de superar ella misma el coronavirus,  ha tenido que hacer frente a un cambio de residencia. Ha pasado de vivir en el palacio El Rincón a mudarse a un piso a las afueras de Madrid. A Esther Doña le quedan, por tanto, sus dos casas en Majadahonda, una donde reside y otra que tiene alquilada, pero para vivir tiene que trabajar y seguirá con sus negocios y su carrera como modelo o imagen de marcas como Rosa Clarà.

Ajena a los continuos rumores sobre una mala relación con los hijos del que fuera marqués de Griñón, el destino ha querido que Esther se convierta en compañera de cadena de Tamara Falcó, su hijastra y futura marquesa de Griñón, si bien la malagueña es la marquesa viuda de Griñón, y lo será hasta que se case de nuevo, si es que eso ocurre alguna vez.

Verano difícil

Tras la muerte de su marido, permaneció unos días confinada en el palacio de El Rincón, residencia del matrimonio durante los dos años y medio que duró su unión con el marqués. Sin embargo, la cuarta esposa del aristócrata tuvo  que dejar la mansión de 30 habitaciones, situada a 64 kilómetros de Madrid, ya que es propiedad de Manuel Falcó, el hijo mayor del marqués, que fue comprando inmuebles de su padre cuando tenía problemas de liquidez.

Sin hijos menores

Aunque el domicilio conyugal de este último matrimonio del aristócrata era El Rincón, expertos en Derecho matrimonial explicaron a Informalia que al no tener hijos menores de edad viviendo en la casa familiar, la permanencia de Esther Doña en El Ricón era inviable y, salco buena voluntad por parte de los herederos, estaba obligada a marcharse, como así sucedió.

Lea también: Esther Doña, señalada: los hijos de Carlos Falcó creen que filtró información confidencial sobre el marqués

La marquesa viuda tiene derecho a una cuarta parte de la pensión del Estado que cobraba su marido. La ley española estima que cada esposa de un fallecido, aunque estuvieran divorciados, hereda un porcentaje de la pensión del difunto.

Con la suiza Jeannine Girod, madre de Manuel y Xandra, estuvo siete años casado. Su matrimonio, en 1980, con Isabel Preysler, fruto del cual nació Tamara, duró cinco años. Con Fátima de la Cierva, bisnieta del duque del Infantado, estuvo casado 18 años. Con ella tuvo a Duarte y a Aldara. En 2017 se casó con Esther Doña, un matrimonio muy corto.

Informalia ha podido saber que tanto Jeannine Girod como Isabel Preysler renunciaron a lo que pudiera corresponderles. No así Fátima de la Cierva. En todo caso, la pensión es proporcional al tiempo que dura el matrimonio. Por ello, la cantidad que le llega a Esther Doña se puede estimar en unos 100 euros. Insuficiente como para dedicarse a vivir sin trabajar.

Lea también - Las últimas horas de Carlos Falcó: videollamadas, bromas y un mensaje de amor a su viuda

En cuanto a su estancia en lo que ha sido hasta ahora el domicilio del matrimonio, Manuel Falcó (arriba) y el resto de los herederos le dieron un tiempo a la viuda para buscar un sitio donde vivir, independientemente de lo que haya podido corresponderle en la herencia del marqués.

Esther Doña es propietaria de dos pisos en Las Rozas, con los que se quedó después de su segundo divorcio, y uno de ellos lo tiene alquilado. En diciembre de 2016, la entonces novia de Carlos Falcó compareció en el Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda acusada de presuntos delitos de estafa procesal y denuncia falsa. Esos dos inmuebles habían sido embargados a causa de las deudas acumuladas en negocios fallidos que emprendió Esther contra su segundo marido y otros socios.

Y aunque finalmente consiguió que se levantara el embargo, los demandantes la acusaron de presunta estafa procesal y de haber falsificado documentos y su firma, una querella que fue admitida a trámite y que en su momento preocupó y mucho a su prometido. Entonces, el marqués de Griñón le buscó a su novia asesoramiento con uno de los mejores abogados de Madrid pero el pleito todavía sigue ahí.

Boda secreta

Recordemos que la boda de Esther y Carlos Falcó fue casi secreta. Un concejal amigo de Aldea del Fresno fue el encargado de oficiar la ceremonia civil en el palacio solo con dos testigos, uno de ellos el abogado Matías Cortes. Los cinco hijos del marqués se enteraron por la prensa del nuevo estado civil de su padre. Antes, Carlos Falcó y Esther se habían inscrito como pareja de hecho. Ya en septiembre, el matrimonio organizaró una fiesta para vender la exclusiva en El Rincón.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin