elEconomista.es

Ana Soria presume de cuerpazo desde el barco de 2.000 euros al día que ha alquilado Enrique Ponce


El mar se ha convertido en el lugar favorito de Enrique Ponce y Ana Soria para sacarle el máximo partido a su amor. Desde el barco que alquilan para surcar las aguas, que puede costar hasta unos 2.000 euros al día, la joven novia del torero ha presumido de cuerpo con unos espectaculares posados en bikini. El todavía marido de Paloma Cuevas también ha mostrado las habilidades que tiene frente al timón y ha caído rendido ante las sensuales fotos de su enamorada.

La estudiante de Derecho, que estos días recibió un regalazo de manos de su padre, compartió este jueves una serie de fotografías mientras se disponía a subir la escalera del barco en el que pasean su amor. Para este día veraniego, la almeriense optó por un bikini negro que no le habíamos visto hasta ahora. Para las fotos posó con la mirada perdida en el horizonte y también con sus ojos cerrados mirando al agua.

Lea tambiénEnrique Ponce estalla contra una persona que lo graba en la playa mientras se come a besos a Ana Soria

Al otro lado de la cámara estaba Ponce, que se derritió de amor dejándole a su chica los emoticonos de unos corazones bajo las fotos que compartió. También hizo testigos a sus seguidores del día de navegación. Publicó en stories una imagen en la que aparece frente al timón, mientras luce un bañador de color azul marino, un polo naranja y una gorra muy apropiada para protegerse de los rayos de sol. 

El torero disfrutó con algo de tensión este paseo en barco, pues este jueves se conoció que la Comunidad de Madrid ha suspendido por Covid-19 los festejos taurinos que se iban a celebrar este fin de semana. Este viernes el diestro iba a torear en la localidad madrileña ante más de 4.000 personas, una cifra insensata para estos tiempos de pandemia. 

Durante este verano, Ponce y Soria se dieron sus primeros paseos en barco a bordo del navío del padre de la estudiante, el abogado Federico Soria. En el Huarea, como así se llama la embarcación familiar, se dedicaron acaloradas muestras de cariño sin importarles la presencia de los familiares de Ana y la de su inseparable pandilla de mejores amigos. Para gozar de una mayor intimidad, han alquilado un lujoso barco llamado Flipper 2, según ha podido saber Vanity Fair.

Lea también - Enrique Ponce desmiente indignado su monumental bronca con Ana Soria: "¡Que nos dejen vivir ya!"

Se trata de una motora cuyo precio puede alcanzar los 2.000 euros al día. Es el barco ideal para ellos, pues tiene mayor eslora que la de los suegros de Ponce y cuenta además con una zona para tomar el sol, una amplia bañera con espacio incluso para tomarse un aperitivo y todas las comodidades para hacer de cada travesía un sueño. Aunque cuenten con este barco para exprimir su amor, no se alejan mucho de los Soria. Sin ir más lejos, el pasado jueves salieron con las dos embarcaciones a navegar por la playa de los Genoveses en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.







Comentarios 0