elEconomista.es

Enrique Ponce está "desbordado": confiesa que le están "amargando la vida" y anuncia demandas

26/08/2020 - 14:01

Enrique Ponce está muy molesto debido a la gran repercusión mediática que ha alcanzado su romance con la jovencísima Ana Soria. El torero, que ya estalló el otro día tras los rumores de una supuesta pelea con su novia en Almería, estaría "desbordado" y dispuesto a emprender acciones legales contra todo aquel que levante falso testimonio sobre la historia de él y su chica.

Lea también - Enrique Ponce y Ana Soria salen de excursión: pasean su amor por el campo y sin mascarilla

El programa del verano, tras ponerse en contacto con el todavía marido de Paloma Cuevas, ha asegurado este miércoles que está "enfadado" como nunca. Además, se encuentra "desbordado" desde que se destapó la caída en desgracia de su matrimonio y su nueva ilusión con la futura abogada de 21 años: "No estoy acostumbrado a ser el objetivo de los medios y a este tipo de testimonios", ha asegurado el valenciano tal y como ha recogido el mismo programa. 

Enrique está especialmente molesto desde el pasado sábado, cuando un ex de su chica se sentó en el programa Viva la vida para hablar de Ana y su relación con el de Chiva: "Estoy reventado ya con esta situación. ¿Cómo pueden inventar cosas así? Es mentira todo. No hemos discutido ni nada de nada. Ni siquiera hemos estado en esa playa". La situación le sobrepasa: "así no se puede vivir. Me están amargando la vida".

Lea tambiénEnrique Ponce estalla contra una persona que lo graba en la playa mientras se come a besos a Ana Soria

Este enfado hace que tenga las cosas muy claras. Está dispuesto a emprender acciones legales para acallar las habladurías: "No me voy a quedar quieto, voy para adelante, voy a poner una demanda por falso testimonio. No me voy a quedar quieto y quiero que esto sirva de escarmiento", ha sentenciado, antes de afirmar que "nosotros no queremos ni buscamos esto".

La fuente de su amor es inagotable, por lo que ya están pensando en planes de boda. El torero ya está preparando con sus abogados los papeles para divorciarse de Paloma Cuevas, que lee las noticias que le llegan de su marido desde Cetrina, donde cuida de las dos hijas que tienen en común, Palomita de 12 años y Bianca de 9.







Comentarios 0