elEconomista.es

Los Messi dejan España: ¿Y los ruinosos negocios que han tratado de montar aquí?

26/08/2020 - 9:27

Leo Messi (33) ha dicho basta. Tras más de 20 años en Barcelona, el futbolista argentino ha mandado un burofax al Barcelona para decir adiós y terminar su vinculación con el Barça con efecto inmediato. El mejor jugador del mundo deja el club donde ha sido feliz y comienza una nueva aventura lejos de allí con su mujer, Antonella Roccuzzo (32), y sus tres hijos: Tiago, Mateo y Ciro.

Hasta hace poco, la intención de Messi era retirarse en el conjunto catalán, pero la la llegada de Koeman y la crisis agudizada tras el bochornoso 8-2 contra el Bayern han precipitado su salida.

Tampoco ha favorecido la situación el estallido del coronavirus. En este tiempo de confinamiento, el argentino había comenzado a plantearse la vida de otro modo, con una inminente salida del equipo que le ha dado todo.

Lea también - El mal ojo de Messi y Antonella Roccuzzo para los negocios: números rojos y cierre de empresas y tiendas

En Barcelona ha sido muy feliz. Allí aterrizó cuando era un crío y allí dio los primeros pasos en su relación con Antonella, quien se trasladó de Rosario (Argentina) a la capital catalana para acompañarle y ser su mayor apoyo durante toda su carrera. Allí también se han criado sus tres hijos, que se consideran catalanes de adopción. Por si fuera poco, sus padres y sus hermanos han encontrado un segundo hogar en la Ciudad Condal, donde dirigen varios negocios y gestionan diferentes empresas.

Leo también ha dejado entrever sus ganas de volver a Argentina, pero no es un tema sencillo, dado que de regresar, dejaría de ganar los casi 40 millones de euros que percibe como sueldo en el Barça. En su tierra natal no hay equipo que pueda llegar a esta enorme cantidad. Ni siquiera a una cuarta parte de su salario. Por ello, es probable que Messi aún no vuelva allí.

Lea también - Antonella Roccuzzo se derrite por Messi en el día de su cumpleaños: "Gracias por tanto, te amo"

Teniendo en cuenta el desorbitado sueldo del futbolista, lo cierto es que son pocos equipos los que se pueden permitir el lujo de tener en sus filas al mejor jugador del mundo. Así las cosas, si el crack pretende seguir manteniendo un salario similar al actual, es probable que tenga que buscar acomodo en algún equipo dirigido por los jeques y el dinero árabe.

Si su objetivo es competir al máximo nivel, es probable que Leo trate de recalar en conjuntos importantes de la Premier, una competición que goza de una gran salud económica, con equipos que podrían pagar su salario. También podría optar por el PSG francés, club en el que se encuentra su buen amigo Neymar y que está dirigido por el jeque Nasser Al-Khelaïfi, que siempre le ha tenido el primero en su lista de fichajes.

Sea como fuere, lo cierto es que no es una decisión sencilla. El 10 nunca ha cambiado de equipo desde que es profesional y su carácter introvertido no es fácil de gestionar en un nuevo vestuario. No obstante, pretendientes no le van a faltar. La opinión de su esposa será clave en su nuevo destino. Manchester, con el City, es la ciudad que le llama con más posibilidades.

Negocios

Leo Messi es una máquina de hacer dionero, y eso solo con su salario y los contratos publicitarios. Pero además en estos años ha amasado una fortuna de tal cañibre que ha inertido en múltiples negocios, algunos de los cuales le mantendrán ligado a España si no desinvierte.

No todos le han ido bien. Su empresa dedicada a la gestión inmobiliaria El Rincón de Rosario SL, donde aparecen su padre Jorge, su padre; Rodrigo, su hermano; Antonella, su mujer, y el propio jugador, no ha ido bien.

También puso un restaurante en el centro de Barcelona, gestionado por su hermano, y asociado con los Iglesias líderes en el sector de la restauración, con establecimientos como Hoja Santa, de Albert Adrià, o la Estación Central, en Miami. Pero el restaurante Bellavista del Jardín del Norte cerró.

Lionel Andrés Messi ya solo aparecía en el Registro Mercantil como administrador solidario en El Rincón de Rosario SL, la empresa con la que la familia creó el restaurante y que también se dedicaba a la gestión de bienes inmuebles. La sociedad se creó en 2008, con Leo y Rodrigo de administradores solidarios, y con el objeto de arrendar bienes inmuebles. El último año en el que presentaron cuentas fue en 2010. 

La empresa llevaba años registrando pérdidas, de casi 20.000 euros en sus ejercicios contables, hasta que en el último, el de 2018, presentaron unos números rojos de 355.386 euros. El patrimonio neto de la sociedad era de medio millón de euros y su capital social, de 753.000. Así consta en el Registro

La zapatería de Anto

Antonella Roccuzzo tampoco ha tenido olfato inversor. La mujer de Messi se asoció con de Luis Suárez, Sofía Balbi, para abrir una zapatería de lujo en la avenida Diagonal de la capital catalana. Al poco de abrir, cerró. En sus tres años de existencia no levantaron cabeza.

La economía de Messi va viento en popa gracias a su salario y sus contratos publcitarios. Pero no gestiona bien sus ingresos. Su padre fue administrador en Leo Messi Management SL, registrada como empresa de publicidad, sin actividad, y con unos números modestos. Según Forbes, el argentino ingresa al año unos 127 millones de euros entre su sueldo y la publicidad que genera.

El hermano de Messi aparece en otras sociedades en las que también estuvo Leo hace años. Son denominaciones como Limecu 2010 SL -21,5 millones de capital social y sin actividad desde 2014-, con actividad de holding. Es la compañía que la familia usa para alojar otros negocios, como los hoteles. Messi adquirió en su día parte del hotel MiM, en Sitges.

La familia del jugador está vinculada a Explotaciones Rosotel SL, dedicada a la gestión de establecimientos hoteleros. Rodrigo aparece asimismo en Amb Rosario 2016 SL -sin actividad y sin cuentas públicas- y Digital Messi SL -extinguida-, y otras varias. Limecu es la única accionista de Rostower SL, sociedad destinada a la gestión inmobiliaria, sin cuentas públicas. Mientras, en Los Seis Rosarinos XXI SL, destinada a la gestión de restaurantes y puestos de comidas. Tal vez le vaya mejor en el Reino Unido, Francia o Italia, países con ligas potentes y equipos capaces de pagar los casi 50 millones de euros netos que presente seguir ganando el rosarino de 33 años.







Comentarios 0