elEconomista.es

Las polémicas vacaciones de Boris Johnson y Carrie Symonds: un granjero les manda de vuelta a casa

25/08/2020 - 15:03

El primer ministro británico, Boris Johnson, y su prometida, Carrie Symonds, tuvieron que dar por concluidas sus vacaciones después de que la prensa inglesa desvelara el lugar donde se encontraban. Tras un año ajetreado año marcado por el Brexit y el coronavirus, optaron por irse de acampada en las Highlands para evadirse de los problemas.

El destino donde se refugiaban fue desvelado por el granjero Kenny Cameron al diario Mail Online. El escocés se mostró cabreado por ciertas actitudes de su mandatario, que habría colocado la tienda de campaña dentro de sus terrenos sin pedirle permiso: "El señor Johnson debe liderar el país y, sin embargo, no está dando un gran ejemplo". 

Lea también - Boris Johnson y su cambio radical tras vencer al coronavirus: "Estaba demasiado gordo"

Cameron no concibe la actitud irresponsable del líder de los Tory, que habría utilizado unas sillas para trepar la cerca de su terreno: "Por lo general, si la gente quiere entrar a una zona vallada, primero pide permiso, pero no me preguntaron nada. Es de buena educación preguntar (...) Podría haber montado su tienda en el jardín de la cabaña y no habría habido ningún problema, pero no lo hizo", apostilló.

No obstante, que se decantara por las tierras altas para descansar durante unos días le pareció una buena elección: "Es bueno que el primer ministro haya venido aquí con su familia. Esta zona es muy remota, hay mucha paz y tranquilidad", señaló. Tras desvelarse el lugar donde se encontraban y dar por finalizadas sus vacaciones, la propia Carrie, que se convirtió en madre junto a él en pleno confinamiento y tras superar el coronavirus, compartió unos recuerdos de estos días en sus redes sociales.







Comentarios 0