elEconomista.es

Meghan Markle y el príncipe Harry salen de su fortaleza de 14 millones de dólares para ayudar a niños sin recursos

21/08/2020 - 16:15

Meghan Markle y el príncipe Harry han salido de su recién estrenada mansión de Santa Bárbara para echar un cable en una causa solidaria. Los duques de Sussex han colaborado con una escuela para entregarle a los niños sin recursos material escolar y de primera necesidad, como alimentos, productos higiénicos o ropa.

Para llevar a cabo esta labor, el nieto de Isabel II y la que fuera actriz de Suits se han aliado con la organización benéfica Baby2Baby. Ya conocían la asociación, pues junto a ella emprendieron otra acción solidaria al poco de nacer el pequeño Archie en mayo de 2019. La organización ayuda a familias necesitadas con niños de entre los cero y los doce años para cubrirles sus necesidades más básicas. La entrega de estos materiales ha tenido lugar en la escuela primaria Dr Owen Lloyd Knox de Los Ángeles. 

Para la ocasión, Meghan se ha ataviado en un look muy casual compuesto por un pantalón corto de color verde, una camisa blanca y unas zapatillas deportivas del mismo color. El hermana de Guillermo de Inglaterra ha apostado por otro conjunto informal de pantalones oscuros y camiseta blanca. Además, se han enfundado adecuadamente en mascarillas y guantes para evitar contagios por Covid-19. Cabe destacar que la mascarilla de la duquesa era de la firma Royal Jelly Harlem, que está liderada por mujeres afroamericanas.

Lea tambiénMeghan Markle se graba desde su nuevo casoplón en Santa Bárbara y dice que su regreso a EE.UU fue "devastador"

La organización, por su parte, les ha agradecido su labor: "Gracias al duque y la duquesa de Sussex por unirse a nuestro equipo para ayudarnos a distribuir útiles escolares, ropa, artículos de higiene, alimentos y más a los niños que necesitan estos elementos básicos más que nunca durante esta temporada de regreso a clases sin precedentes".

La acción solidaria llega después de que desembolsaran 14 millones de dólares por una flamante mansión en Santa Bárbara. Los duques de Sussex se hicieron con la casa el pasado 18 de junio, tal y como recogió el Daily Mail, aunque la noticia no trascendió hasta hace una semana. Tiene una superficie de 18.000 pies cuadrados, un total de 9 habitaciones, 16 baños y otras estancias como una biblioteca, un despacho, un spa con sauna incluida, un despampanante gimnasio, sala de juegos, un teatro, una bodega y un garaje con una capacidad para cinco vehículos. 

Lea tambiénMeghan Markle y el príncipe Harry desembolsan 14 millones de dólares por su flamante mansión en Santa Bárbara

Acomodados en su nuevo hogar continúan teniendo frentes abiertos contra la prensa. El juicio contra el grupo británico Associated Press por la carta privada que difundieron de su padre, Thomas Markle, sigue en pie y, aunque Meghan y Harry han perdido el primer asalto, todavía tienen alguna que otra bala en el cartucho. Además, emprendieron una demanda hace unas semanas para evitar que saliesen a la luz unas fotografías que les habrían tomado al pequeño Archie con su abuela, Doria, en el interior de la antigua casa en la que vivían de alquiler.







Comentarios 0