elEconomista.es

Enrique Ponce sigue los pasos de Ana Soria y se atreve con el esquí acuático: "¡Ay Dios mío, qué rico!"

21/08/2020 - 13:39

Enrique Ponce y Ana Soria continúan viviendo el verano de sus vidas por las costas almerienses. Este jueves, los dos disfrutaron de una agradable jornada de esquí acuático y compartieron unos vídeos del momento a través de sus redes sociales. Esta época estival está siendo muy movida para ambos, pues entre corrida y corrida del diestro no faltan los remojones.

La futura abogada de 21 años fue la primera en compartir sus andanzas con el esquí acuático. La joven demuestra tener una impresionante destreza mientras recorre los mares a una gran velocidad. Las cuerdas se encuentran atadas al barco de su padre, el abogado Federico Soria.

El todavía marido de Paloma Cuevas también se subió a los esquís e hizo lo mismo que su enamorada. El torero, que parece vivir una segunda juventud a su lado, compartió junto al vídeo la canción ¡Ay, Dios Mío! de Karol G, una de las cantantes latinas de moda entre los adolescentes y los jóvenes: "Tu man me escribió (oh), y me dijo a mí (a mí). Que le gustaban toda' mis cancione' (eh, eh). Y yo le dije: 'ay, Dios mío, qué rico, Dios mío'", reza la parte de la melodía que ha colgado. 

Lea también - Enrique Ponce: las imágenes más cochinas de su vida, y no solo desde que está con Ana Soria

Hace un par de días también derrocharon amor en la borda del barco, que durante estos meses se ha convertido en su gran nido de amor. La almeriense subió dos fotos con su chico. En una de ellas los dos se miran intensamente mientras se agarran de forma muy cariñosa y en la otra se abrazan como si el mundo se fuera a acabar mañana. Junto a ellas, la estudiante le dedicó un romántico "El mar y tú". No le hace falta más.

Lea también - Enrique Ponce y Ana Soria exhiben su pasión en el mar: besos, arrumacos y declaraciones de amor

En stories ambos deleitaron a sus incondicionales seguidores con dos vídeos más románticos que los de Jack y Rose a bordo del Titanic. Observaron el bonito atardecer mientras se abrazaban por la cintura y se dedicaban tórridas miradas. El diestro acompañó el vídeo con la canción Y ahora de Manuel Carrasco, que incluye esta frase significativa sobre el momento que está viviendo: "Me paro en este reglón para decirte que te quiero". Ana compartió otro vídeo con la canción Se dejaba llevar de Ketama y Antonio Vega Talles: "Se dejaba llevar. Se dejaba llevar por ti. No esperaba jamás y no espera si no es por ti".

Este verano está siendo inolvidable tanto para el diestro como para su joven enamorada, que lo acompaña en la mayoría de corridas de toros de la temporada. La última vez que estuvo en el tendido fue el pasado viernes 7 de agosto, cuando Ponce sufrió una leve cogida que le lastimó la muñeca en el Puerto de Santamaría. En la siguiente faena de su novio, Ana prefirió quedarse en la playa. Entre tanto paseo en barco y corrida, Enrique también ha aligerado el proceso de divorcio con Paloma Cuevas para casarse cuanto antes con su enamorada. Podría tener los papeles listos a finales de septiembre.







Comentarios 0