Actualidad

Anna Ferrer: de Cantabria a Cádiz para apoyar a su madre, Paz Padilla, tras el fallecimiento de su suegra

Anna Ferrer es el mayor apoyo de Paz Padilla durante estos momentos tan complicados que vive desde la muerte de su marido, Antonio Vidal, a la que este jueves se sumó la de su suegra. La joven influencer se ha trasladado hasta Zahara de los Atunes, para darle todo el amor y el cariño del mundo.

Lea también - Paz Padilla sufre otra desgracia: muere su suegra un mes después del fallecimiento de su marido

La joven se encontraba en Cantabria disfrutando de unos días de vacaciones junto a su novio Iván. Tras fallecer Ana Isabel, la madre de Antonio, se trasladó hasta Andalucía. Este jueves compartió varios fotos y vídeos a través de los que dio constancia de su vuelta a Cádiz.

Anna Ferrer fue la persona que más apoyó a la presentadora de Sálvame durante el año que su marido batalló contra el cáncer. Una lucha que mantuvieron en el máximo hermetismo posible para evitar el foco mediático: "La persona más fuerte que conozco con lo pequeñita que todavía eres, enfrentarte a la muerte sin miedo. No soltándole la mano, estuviste a los pies de su cama, le diste tanto amor...", le escribió tras la pérdida de Antonio. 

Lea también - Paz Padilla agradece el apoyo inquebrantable de su hija, Anna Ferrer, durante la enfermedad de su marido: "Estuviste a los pies de su cama"

Paz Padilla no se ha ido de Zahara de los Atunes desde que el pasado 20 de julio despidiera a su marido en un sentido funeral y un emotivo homenaje en la playa junto al resto de sus seres queridos. En el mar gaditano Paz encuentra sosiego y calma. Para afrontar y sobrellevar el duelo, la televisiva se embarcó en una lancha para surcar las aguas y encontrar la tranquilidad que necesita en estos momentos. Frente a esas aguas Padilla tiene un negocio que le ayuda a evadirse de los problemas. En 2017, la humorista abrió el chiringuito La Trompeta en la playa.

No es el único negocio que tiene en Zahara de los Atunes. La tienda de moda que abrió en 2009 sigue teniendo mucho éxito, a pesar de haber recibido críticas por sus elevados precios, su poca variedad de tallas y la falta de una página web para vender sus productos, errores ya subsanados. Hace unos días, Paz y su hija recibieron una grata sorpresa, pues Instagram les concedió el ansiado tick azul de verificación, muy importante para dar mayor visibilidad a las pequeñas empresas en esta red social.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin