Actualidad

Enrique Ponce triunfa en el ruedo mientras Ana Soria pasa los nervios en la playa presumiendo de piernas bronceadas

Enrique Ponce reapareció este jueves en Fuengirola después de la lesión en la muñeca que sufrió tras su cogida el pasado 6 de agosto en El Puerto de Santamaría. En su regreso, el diestro se ha reivindicado como uno de los grandes del escalafón taurino, pero lo ha hecho sin la presencia de Ana Soria en el tendido.

La joven almeriense se había convertido en una fija en las faenas de su novio. Ana fue protagonista involuntaria en las plazas de Plasencia, Huelva y El Puerto de Santamaría. En todas estas ocasiones, sufrió mucho viendo cómo su chico se jugaba la vida y dejó algunas imágenes en las que aparecía con cara de preocupación e incluso de terror cuando el toro cogió a Enrique.

Lea también - Enrique Ponce y Ana Soria, traicionados por los amigos de la joven: les critican a sus espaldas

Quizás por ello, la almeriense prefirió no acudir a la plaza de toros este jueves y pasar sus nervios en la playa, tomando el sol junto a los suyos. La propia Ana compartió una imagen en la que se venían sus largas piernas bronceadas sobre la arena, con el mar de fondo.

Lea también - Enrique Ponce da órdenes a sus abogados para que agilicen su divorcio de Paloma Cuevas: quiere casarse cuanto antes con Ana Soria

Mientras su chica disfrutaba de una jornada playera, El exmarido de Paloma Cuevas firmó una gran tarde cortando dos orejas, trofeos que no había conseguido en ninguna de las corridas en las que Ana estuvo presente en la plaza. Algunos críticos taurinos aseguran que la presencia de la joven podría desconcentrar al diestro.

Al salir de la plaza, Ponce se enfrentó a las preguntas de los medios, que querían saber si son ciertas la noticias que apuntan a futura boda con Ana o su mudanza juntos a Madrid. Enrique dio la callada por respuesta. Parece que solo el tiempo resolverá estas dudas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin