elEconomista.es

Cayetano Martínez de Irujo: día de playa (sin mascarilla) con su novia de 24 años y su hija Amina


Tras conocerse que vendió su parte de la marca Casa de Alba zanjando así la relación con su hermano mayor Carlos Fitz-James Stuart, Cayetano Martínez de Irujo (57) está disfrutando de unas idílicas vacaciones junto a su novia, Bárbara Mirjan (24), y su hija, Amina (19). Los tres han disfrutado de una jornada playera en Sotogrande, Cádiz, derrochando complicidad por los cuatro costados.

Lea tambiénCayetano Martínez de Irujo vende a su hermano Carlos su parte de la marca Casa de Alba

Han sido fotografiados mientras descansaban en las tumbonas de la playa, separados del tumulto de la gente para respetar las distancias de seguridad por Covid-19. Para este día de desconexión y relax, el hijo de la duquesa de Alba no se despegó de la camiseta azul que llevaba ni tampoco del moderno bañador rosa. Su jovencísima novia, con la que el duque de Arjona sale desde el verano 2016 tras conocerla en una fiesta marbellí, apostó por un bikini de color azul con motivos blancos, rosas y amarillos. Cabe destacar que no llevaban mascarilla, algo obligatorio en las playas cuando no se está dentro del agua. 

Su hija, fruto de su relación junto a Genoveva Casanova, tan en boca de todos hace unas semanas por los rumores que la relacionaron con Enrique Ponce, se decantó para la ocasión por un favorecedor vestido de playa blanco y un bikini del mismo color con motivos amarillos. Quien no ha estado junto a ella y su padre es Luis, el otro mellizo de Cayetano.

Lea tambiénCayetano Martínez de Irujo dice que él acabó con la administración corrupta de la Casa de Alba

Su paso por las playas gaditanas ha llegado después de un año convulso y no solo por la pandemia que ha paralizado al mundo entero. El duque de Arjona hizo frente a varios problemas de salud. Cabe recordar que en septiembre de 2019 se sometió a una operación intestinal de carácter urgente que lo tuvo varios días ingresado y el pasado mes de febrero tuvo que volver a pasar por el hospital tras una recaída derivada del mismo problema.

Entre tanto y tanto, en noviembre del año pasado, el cuarto hijo de Cayetana Martínez de Irujo le vendió la parte de su empresa, Casa de Alba, a su hermano Carlos por 300.000 euros, asumiendo también el duque de Alba la deuda de más de un millón de euros que arrastraba la marca. El jinete rompía así el último lazo que mantenía con su hermano mayor.







Comentarios 0