elEconomista.es

La periodista con la que don Juan Carlos bromeó sobre los impuestos que paga un rey: "Si le gustabas no tenía miedo en demostrarlo"

10/08/2020 - 12:03

En 1992 el rey Juan Carlos concedió una entrevista que estos días se ha vuelto viral porque, de algún modo, ya admitía que evadiría impuestos si pudiera. La periodista al frente de la charla, Selina Scott, ha hablado ahora sobre la figura del rey emérito y su fama de mujeriego. También de los recuerdos que guarda de aquellas semanas en las que se sumergió de lleno en la corona británica para elaborar un extenso reportaje acerca de ellos.

La periodista ha escrito un artículo en el diario The Telegraph sobre su experiencia con el padre de Felipe VI: "Conocer a Juan Carlos fue una experiencia inolvidable (...) Tuve acceso sin restricciones durante las dos semanas que pasamos juntos". 

Lea también - Ponen fecha y lugar para el regreso de don Juan Carlos a España: el 10 de septiembre en Galicia

La periodista y la familia real llegaron a un acuerdo de dos condiciones para que el recordado reportaje se llevase a cabo: no hablar de Franco y que el idioma de comunicación fuese el inglés. "Solo nos hablaríamos en inglés. Sin embargo, tuve claro desde el principio que quería presentarse como un caballero elegante".

La impresión que se llevó del marido de doña Sofía es clara:  "Siempre fue encantador, simpático y coqueto (...)  Como muchos latinos, era táctil, y si le gustabas no tenía miedo en demostrarlo". Algo que le recordó a las versiones que se dieron sobre las famosas vacaciones de Lady Di en Palma junto a la familia real española, el príncipe Carlos y sus dos hijos, Guillermo y Harry: "Se dijo que Diana lo encontró un poco demasiado atento". Sobre esto, algunos periodistas, como Pilar Eyre, aseguran desde entonces que don Juan Carlos intentó ligar con ella durante estos días.

Lea también - La verdad de la entrevista de don Juan Carlos a Selina donde se ríe de los impuestos que tiene que pagar un rey

La británica ha relatado algunos de los momentos más íntimos que pasó junto a él a lo largo y ancho de la geografía española. La llevó en helicóptero privado "a lugares de España que tenían un profundo apego emocional para él. Surcamos las olas a bordo de su lujoso yate azul marino, el Fortuna, un regalo de la familia gobernante saudí, cenamos en restaurantes íntimos en la cima de la montaña, recorrimos el estadio olímpico y luego en una fiesta me presentó, para mi sorpresa, a Fidel Castro, que resultó ser uno de sus mejores amigos", ha recordado. 

"Insistió en llevarme a un monasterio en ruinas y remoto en las colinas más allá de Madrid. Después de aterrizar, caminamos entre los restos de este antiguo monumento". El padre de Felipe VI le contó sobre este lugar que "fue donde uno de mis ilustres antepasados se exilió y pasó el resto de su vida solo y arrepentido". La periodista nunca tuvo constancia de a qué antepasado se refería: "Hoy, mientras leo las acusaciones en su contra, y él vaga por el mundo en busca de un nuevo hogar, me pregunto si tuvo una premonición de su propio destino".

Recuerda especialmente la forma que tuvo de dirigirse a ella durante un encuentro en Sevilla. La vio desde el balcón del "palacio real" y le silbó desde lo alto, gritándole un 'Bajo en un momento, Selina': "No era un comportamiento real típico, pero tampoco él era un rey tradicional", ha dicho. 

¿Y doña Sofía?

Para la reina Sofía, que reapareció en Mallorca la semana pasada, también ha tenido unas palabras. A ella la considera como "la víctima inocente de todo este drama": "A lo largo de todas las infidelidades de Juan Carlos, se ha mantenido públicamente como una defensora leal, digna y apasionada de su esposo y su país", ha señalado. 

Por aquellos tiempos, los por entonces reyes de España ya dejaban ver en público cómo funcionaba su relación: un matrimonio de cara al público y dos desconocidos entre paredes. Para la periodista, era un ejemplo "impresionante de unión, sin ninguna muestra de afecto pública. Siempre estaba atenta, trayendo bebidas frías para el equipo de cámaras, y tampoco tenía miedo a decir lo que pensaba".

Lo que opina de la 'huida' del emérito y de su papel como rey

La periodista justifica las informaciones que están saliendo sobre él, relacionadas con las supuestas comisiones millonarias que no declaró y por sus presuntas cuentas secretas en Suiza, entre otros asuntos. Ella tiene una casa en Mallorca desde hace tres décadas por lo que cree que así es como funcionan las cosas en España. 

Afirma que ha tenido "que aceptar la forma española de hacer negocios. Nada era posible sin sobornos o comisiones ilegales, que se aceleraron poco antes de la introducción del euro". Movimientos que, según ella, se hacían en "oficinas de abogados chapados en oro donde el comprador, después de firmar las escrituras oficiales, entregaba un fajo de dinero en efectivo al vendedor para sellar el trato y recortar la factura de impuestos". 

Para ella, el emérito tan solo cayó en la fuerte tentación de un país poco ejemplarizante: "La tentación de hacer lo que todos los demás estaban haciendo, si las acusaciones recientes contra Juan Carlos son correctas, obviamente se volvió demasiado grande para que se resistiera".

Lea también - La última noche del rey Juan Carlos en España: estaba tranquilo, cenó ligero y habló del coronavirus con sus amigos

Así valora su escandalosa salida de Zarzuela, que por su magnitud se ha convertido en la noticia estrella de la prensa mundial: "El rey que conocí era un hombre de energía y empuje deslumbrantes, con talento para conectar con sus compatriotas y una visión clara de la dirección que debía tomar España. Divertido, informado y elocuente, me pareció el epítome de un líder moderno consumado, lo que hace que su caída en desgracia sea tan trágica". 

La polémica declaración del padre de Felipe VI

Décadas después de aquella sonada entrevista, el momento que más relevancia ha cobrado de este extenso reportaje ha sido aquel en el que el rey emérito, en cierto modo, reconoció que evadiría impuestos si pudiese. Selina: "¿Usted es un rey que paga impuestos en España como todo el mundo?", pregunta la presentadora. Y Juan Carlos contesta así: "¡Y muchos! ja,ja". "No me dirá que usted pretende no pagar impuestos?", insiste la periodista.

Y Juan Carlos dice esto: "No puedo decirlo pero... probablemente, probablemente ja ja", bromeaba el Rey Juan Carlos. "¿Es importante que un rey pague impuestos?", decía la reportera. Y el rey se reía, como podemos ver. "Creo que sí. Como español. Como rey podría haber dicho que no, que no los pago. Pero habría sufrido las consecuencias". Es cierto que en aquella visita de Selina, don Juan Carlos estaba en un tono de broma. De hecho, la lanzó al agua desde un barco por una broma, le quiso poner un gorro y la empujó.







Comentarios 0