elEconomista.es

Enrique Ponce y Ana Soria: romántica cena después del tremendo susto en el Puerto de Santa María


Después de vivir un momento muy angustioso tras la aparatosa cogida de Enrique Ponce en el Puerto de Santa María, el diestro se fue a cenar con su novia, Ana Soria, a un restaurante de la ciudad gaditana. Los dos recorrieron las calles con paso firme, agarrados de la mano y ajenos a los flashes que siguen cada uno de sus pasos.

Lea tambiénEl sufrimiento de Ana Soria tras la fuerte cogida a su enamorado, Enrique Ponce

El todavía marido de Paloma Cuevas y la joven de 21 años fueron fotografiados momentos después de acabar la corrida de toros. La estudiante de Derecho lucía el mismo vestido de gasa con originales estampados que llevó durante la corrida, mientras que el diestro apareció con unos pantalones estrechos de color negro, que le dejaban los tobillos al descubierto, y una camisa gris con puntos negros.

Lea también - Enrique Ponce y Ana Soria se instalarán en Madrid tras el verano: los detalles de su nueva vida juntos

Ambos iban muy bien acompañados por el padre de Ana Soria, pues la joven es muy familiar y no se despega de los suyos en casi ningún momento, ni siquiera cuando le demuestra a Ponce su amor en el barco de sus progenitores. En la cena también estuvieron acompañados por la inseparable amiga de la estudiante, Pilar, que esta semana celebró su 22 cumpleaños con otra velada, en la que salió a la luz otra bonita fotografía del romance del verano.

Ana lo pasó realmente mal cuando Ponce fue volteado por los aires en su primer toro. La joven se levantó de golpe de su asiento y se llevó las manos a la cara, atónita ante lo que estaba viendo desde la barrera, la primera fila de la plaza. Se trata de la primera cogida de su enamorado desde que su amor es público. Tras recuperarse del susto, el valenciano se repuso, recibió una ovación del público y se dirigió hacia la estudiante de 21 años para estrecharle la mano ante la atenta mirada de todos los aficionados y presentes en la plaza.







Comentarios 0