elEconomista.es

El príncipe Harry se pone romántico con Meghan Markle en su 39 cumpleaños: un regalo de lujo y una cena sin el niño


Meghan Markle cumplió este martes los 39 años y no solo se llevó como regalo las felicitaciones de la corona británica, incluidas las de Kate Middleton, sino también unos detalles muy preciados de su marido, el príncipe Harry. El hijo de Diana de Gales la deleitó con varias sorpresas para demostrarle que es la mujer más importante para él y más ahora desde que su vida ha dado un cambio radical por ella.

Lea tambiénLa reina Isabel y Kate Middleton 'liman asperezas' con Meghan Markle y la felicitan por su 39 cumpleaños

Lo primero que hizo el hermano de Guillermo de Inglaterra fue pedirle a su suegra, Doria, que se quedará con Archie durante la noche. Así él pudo invitar a cenar a la que fuera la actriz de Suits: "Pasaron el día con la familia y por la noche Doria se hizo cargo de Archie para que Meghan y Harry pudieran pasar tiempo como pareja", dijo una fuente cercana a los duques de Sussex en US Magazine

La madre de Meghan los dejó solos pero antes ayudó a su yerno a preparar algunos de los platos más deliciosos: "Harry preparó una cena de tres platos para Meghan, pero Doria lo ayudó con la preparación", confesó esta fuente. Uno de los platos más especiales fue el postre: "Harry horneó un enorme pastel de cumpleaños de chocolate, cubierto con azúcar glas y globos".

Lea tambiénEl curioso emoticono con el que el príncipe Harry conquistó a Meghan Markle

Pero no todo quedo aquí, pues el príncipe Harry la sorprendió con un regalo barato, pero muy mágico, y otro más caro e igual de especial: "Quería que el regalo fuera personal, por lo que sorprendió a Meghan con un collar que diseñó y una foto enmarcada de los dos, que él mismo tomó", desveló la persona cercana a ellos. Una vez acabado el 39 cumpleaños de Meghan, Harry ya está pensando en el de su cuarenta aniversario, que quiere que sea más especial si cabe. Según esta fuente, tiene pensada una gran fiesta con amigos para su enamorada.  

No fue la única sorpresa que la duquesa de Sussex recibió en Los Ángeles durante su cumpleaños. La Casa Real británica se puso de acuerdo para mandarle sus felicitaciones. Todos lo hicieron, desde la mismísima Isabel II y el príncipe Carlos hasta sorprendentemente Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton. Sin embargo, parece que no todo es tan idílico como lo pintan. Este gesto de la realeza fue interpretado por muchos tabloides británicos como un falso espejismo de que la relación entre Harry y su familia es cordial tras su sonada marcha.







Comentarios 0