elEconomista.es

Sara Carbonero, rota de dolor y sin Iker Casillas en el funeral de su abuelo paterno


Sara Carbonero ha vivido uno de los momentos más tristes de su vida al tener que despedir a su abuelo paterno, al que estaba muy unida. La periodista acudió la semana pasada al velatorio que tuvo lugar en su pueblo natal, Corral de Almaguer, en Toledo. Lo hizo sin la compañía de su marido, Iker Casillas, y sus dos hijos, Martín y Lucas.

Lea tambiénSara Carbonero supera la muerte de su abuelo refugiada en su rincón más mágico de Portugal junto a sus amigas

En las imágenes difundidas por la revista Semana, la que fuera presentadora de los deportes de Telecinco aparece visiblemente afectada y cabizbaja, mientras viste completamente de negro y luciendo una mascarilla del mismo color para protegerse del coronavirus. Estuvo arropada por el resto de su familia, entre los que se encontraba su hermana Irene, a la que hace unas semanas le dedicó un entrañable post para agradecerle su apoyo durante la lucha contra el cáncer

Sara anunció este fin de semana la partida de su abuelo con una instantánea en stories, en la que su abuelo aparece abrazando tiernamente a su abuela, que también falleció hace ya ochos años: "Juntos por fin", escribió junto a ella. Carbonero se encontraba en la localidad toledana cuando su abuelo paterno falleció, por lo que pudo despedirse de él junto al resto de sus seres queridos.

Lea también - Los retos de Iker Casillas tras su retirada: vuelve a España con su familia para trabajar en el Real Madrid

Días después, para superar el duelo, la periodista puso rumbo a uno de sus rincones favoritos de Portugal, El Algarve, el pasaje natural al que acude para evadirse de los problemas y disfrutar de su tiempo libre con amigos y seres queridos. En esta ocasión, viajó con los dos niños y dos de sus mejes amigas, Ana Carolina Teixeira y Filipa Cardoso. Este rincón es uno de los favoritos de la familia Casillas Carbonero, pues desde que el portero comenzara a jugar en el Oporto tras dejar el Real Madrid en 2015, habituales han sido sus salidas allí durante la temporada estival.

Las fotografías de Sara en el entierro de su abuelo salen a a la luz tan solo un día después de que Iker Casilla anunciara su retirada del mundo del fútbol. El campeón del mundo con España llevaba más de un año sin jugar por el infarto sufrido en mayo de 2019. Tras anunciar su retirada, Casillas ya tiene en mente los próximos pasos a dar. Volverá al equipo de su vida, el Real Madrid, para convertirse en embajador del club y asesor de Florentino Pérez. Se trataría de un puesto similar al que desempeñó Zinedine Zidane, el actual entrenador blanco, antes de ser entrenador del equipo.

El portero abandonará su vida en Oporto y se instalará de nuevo en Madrid con su mujer y sus hijos. La periodista confesó confesó a la revista Elle estar "enamorada de Oporto y de su gente", pero dijo que no se veía viviendo en Portugal toda su vida. También reconoció que afronta su regreso a España con "muchísimas ganas e ilusión".







Comentarios 0