elEconomista.es

Pepe Fanjul, el gran protector del rey Juan Carlos en su exilio: "Tiene abiertas las puertas de todas mis propiedades"

5/08/2020 - 11:48

El rey Juan Carlos ha comenzado una nueva etapa en República Dominicana tras abandonar España por sus escándalos económicos y amorosos. Allí no está solo. Le acompaña su gran amigo, Pepe Fanjul, hijo de Alfonso Fanjul y Lillian Rosa Gómez-Mena, y su mujer, Emilia. Ellos son sus grandes escuderos en el exilio.

Lea también - Don Juan Carlos vivirá en Suiza su exilio, con 1.700 millones de euros, buenos médicos y bajo la protección del Aga Khan

Los hermanos Fanjul, Alfonso, Pepe, Alexander y Andrés, la dinastía astur-cubana que ha levantado un imperio azucarero entre Estados Unidos y República Dominicana, poseen un impresionante complejo hotelero llamado Casa de Campo en la localidad costera de La Romana. Allí se alojaría el rey emérito desde hace unos días, bajo la protección del magnate del azúcar.

Lea también - Así es el resort de lujo donde se aloja don Juan Carlos: villas exclusivas, 13 pistas de tenis, 3 de golf y 3 playas

El marido de doña Sofía estaría en una de las increíbles villas del resort de lujo. El propio Pepe Fanjul ha dejado claro que el rey siempre es bienvenido en su casa: "Juan Carlos I tiene las puertas abiertas de todas mis propiedades", ha declarado a El Mundo. Además, ha reconocido sentir "lástima" por el trato al padre de Felipe VI y ha bromeado con que ni el propio emérito sabe aún sus planes en el exterior.

Lea también - Esther Jaén, íntima de la reina Letizia, sobre la marcha de don Juan Carlos: Se va contra su voluntad

La amistad que comparten tiene un importante vínculo familiar. Y es que la hermana de la abuela de este empresario era Edelmira Sampedro, la cubana que se casó con el príncipe Alfonso, hijo mayor de Alfonso XIII, abuelo de Don Juan Carlos. Don Juan Carlos y Pepe Fanjul se tratan como hermanos.

Lea también - Victoria Federica y Froilán, destrozados por el exilio de su abuelo Juan Carlos: ella le apoya desde Instagram

El emérito siempre ha encontrado refugio en casa de los Fanjul cuando lo ha necesitado. Tras su abdicación, en el verano de 2014, lo primero que hizo Juan Carlos I fue ir a visitar a los Fanjul a La Romana, lugar en el que ahora ha vuelto a encontrar la paz que necesitaba tras unos meses muy convulsos.







Comentarios 0