elEconomista.es

Sara Carbonero supera la muerte de su abuelo refugiada en su rincón más mágico de Portugal junto a sus amigas


Sara Carbonero ha vivido uno de los episodios más tristes estos días tras la muerte de su abuelo paterno. La periodista, para superar el dolor que le deja su pérdida, se refugia junto a unas amigas en un pequeño rincón de Portugal, el pasaje natural del El Algarve. Es uno de los lugares más especiales en el corazón de Sara, pues es habitual que se refugie en él para superar los momentos amargos y disfrutar del tiempo junto a su familia y amigos.

Lea tambiénLa reflexión de Sara Carbonero tras desvelar el contratiempo vivido con Iker Casillas y sus hijos

La mujer de Iker Casillas dio a conocer la muerte de su abuelo, al que estaba muy unida, este fin de semana en las redes sociales: "Por fin juntos", escribió junto a una romántica instantánea de sus abuelos dándose un beso. La abuela de Sara, por su parte, murió hace ya ocho años. En el momento que su abuelo falleció, Sara se encontraba en su municipio natal, Corral de Almaguer, en Castilla-La Mancha. 

Días después, la que fuera presentadora de los deportes en Telecinco puso rumbo a El Algarve junto a dos de sus mejores amigas, Ana Carolina Teixeira y Filipa Cardoso; y también junto a sus dos pequeños, Martín y Lucas. Este rincón es uno de los favoritos de la familia Casillas Carbonero, pues desde que el portero comenzara a jugar en el Oporto tras dejar el Real Madrid en 2015, habituales han sido sus salidas allí durante la temporada estival.

Lea tambiénSara Carbonero, ¿expuesta al coronavirus en Corral de Almaguer, donde hay un rebrote?

Sara Carbonero lleva a sus espaldas un año de emociones fuertes. Tuvo que hacer frente al cáncer de ovario que le diagnosticaron, del que ya acabó con éxito su tratamiento de quimioterapia hace unos meses, y también al contratiempo de salud que vivió su marido, Iker Casillas, tras sufrir un infarto en mayo del año pasado. Este verano el club luso ha anunciado la salida del jugador español, por lo que el futuro para la familia se presenta incierto. Está la duda de si seguirán un tiempo más en Portugal o si, por el contrario, regresarán a vivir a España.







Comentarios 0