elEconomista.es

Enrique Ponce en el Santo Reino de Paloma Cuevas: corrida en el territorio de su mujer y ¿abucheos por Ana Soria?

2/08/2020 - 14:12

La Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Jaén, Guarda y Defendimiento de los Reinos de Castilla, es conocida como la "Capital del Santo Reino". En la provincia donde se fabrica el mejor aceite de oliva virgen está las Navas de San Juan, el pueblo donde Enrique Ponce torea este domingo tras superar con buena nota la corrida de su reaparición este sábado en Osuna. Pero ese no es territorio de Ana Soria.

Lea también: Enrique Ponce, el Pagafantas de la pandilla (casi pixelable) de Ana Soria, según el entorno de la almeriense

A poca distancia de las Navas de San Juan, donde está el coso elegido por el diestro valenciano para celebrar su segunda, se encuentra Finca Cetrina, la propiedad de más de 900 hectáreas donde Paloma Cuevas se refugia junto a sus padres y sus hijas, parapetada, no ya del disgusto por perder el amor de su marido, sino del huracán mediático que propician Ponce, su novia estudiante de 21 años, y los aspavientos amorosos que exhiben como una catarata de pasión en las redes sociales, las playas y hasta en los tentaderos. En Osuna el diestro pintó con el pie la letra A sobre el albero en el paseíllo.

Lea también: Crónica de la primera corrida de Enrique Ponce sin Paloma Cuevas y el cachondeo en la redes

Lea también: Ana Soria "está de los nervios" por los toros a los que se enfrenta este sábado Enrique Ponce: corrida nocturna en Osuna

Andalucía, Jaén y las Navas de San Juan son territorio de la cordobesa Paloma Cuevas, abnegada esposa que clama piedad por la buena imagen de su marido, "una buena persona y el mejor padre", nos dice a pesar de todo con el hilo de voz que mantiene.

En las Navas de San Juan, como ocurrió este sábado en Osuna, los taurinos, apasionados en sus filos y fobias, se dividen en poncistas y palomacuevistas, por decirlo así. Pero abundan los partidarios de la hija de Victoriano Valencia. 

Lea también: De Lucía Rivera a Froilán, de Andreíta a Mar Torres: la novia de Enrique Ponce pone nombre a la Generación Ana Soria

La presencia de Ana Soria en la plaza de Osuna no se produjo porque fue desacosejada, según explican a Informalia fuentes locales, ante la visible presencia de personas con pancartas a favor de Paloma Cuevas, incluso gritando que Paloma "es una señora" y los cuchillos contra la novia de 21 años del torero, aún casado ante Dios y el juzgado con Cuevas,  volaron ya desde primera hora de la tarde, e incluso cuando a las nueve de la noche, con puntualidad taurina saltaron al albero el rejonedor y los diestros que intervenían: Ponce y Conde. En la época del COVID-19, con medidas de seguridad de distanciamiento, con mascarillas, con geles hidroalcohólicos y demás prudencias, un tumulto es más peligroso que Herodes en una sala de partos.

El torero agotó las localidades restringidas que se vendían, pero tuvo que ver  cómo la plaza le reprochaba no ya su ruptura, sino su exhibicionismo con besos en la boca y demás muestras de su pasión por Ana Soria. Los aficionados sacaron pañuelos blancos y algunos  dejaron patente su disgusto ante la relación. "Paloma Cuevas, te queremos ¡ánimo!", gritaban desde una grada. "Paloma es una señora", repetían algunas aficionadas. La propia Ana Soria ha asegurado que la veremos en corridas de su novio este verano aunque sin precisar en cuál. Pero no tuvo valor.

Pero este domingo en Navas de San Juan, de nuevo ante la incógnita de la aparición de Ana Soria, hay una razón más para temer que se líe parda. Si en Osuna era aplastante la mayoría pro-Paloma, en este territorio Santo Reino de Paloma Cuevas, hay muchos descendiente de almerienses que pueden apoyar a Ana Soria, nacida a los pies de la Alcazaba. En Navas, durante el segundo cuarto del siglo XIX, llegó mucha población procedente de pueblos de Almería, especialmente del Levante Almeriense, de ese Mojácar que vio a Ponce y Soria enganchados a bordo  un cocodrilo hinchable. Los paisanos de Ana Soria llegaron a Navas en busca de trabajo en el campo, hasta el punto de que fundaron una aldea, hoy muerta, llamada Los Charcones. Esta aldea contaba con iglesia y escuela propias. A día de hoy, quedan algunos cortijos en pie.

Corrida en Navas

Ponce celebra este 2 de agosto el 30 aniversario de su alternativa. Será en la plaza de tercera categoría de Navas de San Juan (Jaén), a las siete de la tarde, y ante cuatro toros de su propia ganadería. "Corrida de Enrique Ponce en directo y en streaming", anuncia su página web.

¿Estará presente Ana Soria o o preferirála futura abogada ver la faena por internet,  gracias a un link en el que se puede comprar un acceso por 6,78 euros.

Ponce, conocido ya por su moderna pandi de amigos de Ana Soria (donde dicen que actúa como Pagafantas), a sus 48 se maneja como un veinteañero también en las redes. En la página web del diestro todavía reina Paloma Cuevas. 

Ana Soria compartía este viernes una fotografía junto a Ponce con esta declaración de amor "El corazón más noble que he conocido nunca. Te quiero (más que ayer, y menos que mañana) ??", escribía en su perfil de Instagram. El valenciano respondía a la imagen proclamando su amor con palabras en inglés y en castellano: «Te AMO más que a mi vida!!! ???? Forever!!!".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.