elEconomista.es

El curioso emoticono con el que el príncipe Harry conquistó a Meghan Markle

31/07/2020 - 12:45

El príncipe Harry, al igual que la mayoría de los mortales, tiene un emoticono preferido y que utiliza más que el resto. Según se desvela en el libro Finding Freedom, la polémica biografía no autorizada de los duques de Sussex, también usó el emoji para conquistar a Meghan Markle después de su primera cita.

La actriz y el príncipe se conocieron en una cita a ciegas organizada por unos amigos. Lo suyo fue un flechazo. El hijo de Carlos de Inglaterra estaba tan encantado con ella que, al despedirse de ella, llamó a un amigo para decirle que acaba de conocer "a la mujer más bella que había visto en su vida".

Lea también - Meghan Markle tendrá que pagar 70.000 euros tras perder su primer asalto contra la prensa británica

Pero tras esta primera cita, Meghan también se quedó prendada de él por su particular forma de escribir, según cuentan los autores de la biografía, Omid Scobie y Carolyn Duran: "Sus mensajes sueles ser cortos y están llenos de emojis, en particular el del fantasma, que es el que usa en lugar de la típica cara sonriente", cuentan en el libro.

"¿Por qué razón hace esto? Nadie lo sabe. Pero el caso es que Meghan encontró esta costumbre divertida y adorable. Tanto como Harry, que definitivamente quería hacerle saber a la entonces actriz que estaba muy interesado en ella", alegan.

Lea también - Meghan Markle, víctima de un nuevo ataque de su propio padre: "La amo, pero no aprecio en qué se ha convertido"

Meghan aceptó volver a encontrarse con Harry al día siguiente. Era el segundo paso de un amor que después se consolidaría y terminaría en boda. Pero esa ya es otra historia.







Comentarios 1

#1
31-07-2020 / 13:30
DIRTY DIANA
Puntuación -2   A Favor   En Contra

¿LE HAN CONTADO YA A ESTE BASTARDO QUIEN ES SU PADRE BIO LÓGICO?


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.