elEconomista.es

Felipe VI recuerda orgulloso su papel de abanderado en los Juegos Olímpicos de Barcelona'92

24/07/2020 - 17:52

Si el Covid-19 no hubiera irrumpido en nuestras vidas, este viernes 24 de julio hubiera tenido lugar la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. Con motivo de ello, Felipe VI ha difundido un mensaje con el que ha recordado su cometido en los juegos de Barcelona de 1992, en los que ejerció de abanderado de nuestro país.

Lea también - Los reyes y sus hijas abandonan Mérida: Letizia se baja de las alpargatas para regresar a Zarzuela

"Este 24 de julio estaba previsto la inauguración, pero debido a la pandemia han sido aplazados para el año que viene", ha dicho, para después recordar su labor durante los juegos de España: "Tuve ese inmenso honor en los juegos de verano de Barcelona 92. Era la primera vez que se jugaba en España y, por tanto, jugábamos en casa", ha expresado con una gran emoción junto a un vídeo en el que se mostraban imágenes de entonces.

El marido de la reina Letizia ha explicado lo que supuso para él esta experiencia: "Ser olímpico implica el compromiso con los más altos valores que encarnan el ideal olímpico. Valores como el compañerismo, el juego limpio, la excelencia, el esfuerzo… Son en realidad seña y guía para todas las dimensiones de la vida. Y ser abanderado de tu país supone el orgullo inmenso de representar a nuestro deporte, a España, en la mayor y más importante convocatoria deportiva del planeta", ha remarcado.

Se sintió muy orgulloso de representar a su país en una cita de tal calibre: "Y significa por supuesto hacerlo en el ámbito de la competición, donde como equipo buscamos el mayor número de medallas y las mejores marcas. Pero aún más importante, ser abanderado significa representar internacionalmente a nuestra sociedad con su principal símbolo… en lo que se refiere a los altos principios y valores que representan".

Lea también - Felipe VI y doña Letizia llegan a Cataluña envueltos en protestas: la reina recicla su vestido camisero

El hijo de don Juan Carlos ha asegurado que tenemos que quedarnos con todo lo que esos juegos nos aportaron a nivel espiritual, especialmente ahora tras la crisis del coronavirus: "El ejemplo que significó Barcelona '92 y el propio espíritu olímpico deben seguir inspirándonos para superar todos los desafíos que tenemos por delante. Son retos muy importantes, complejos y diferentes. Pero los españoles, con el mejor espíritu y los más sólidos valores olímpicos, vamos a superarlos todos, tal y como hemos hecho tantas veces en nuestra larga historia", ha sentenciado.







Comentarios 0